Exhibe José Reveles corrupción electoral de panistas en Hidalgo

sábado, 28 de octubre de 2006 · 01:00
Pachuca, Hgo , 27 de octubre (apro)- Durante la campaña presidencial de Felipe Calderón, el líder estatal del PAN, Guillermo Galland Guerrero, recibió tres millones de pesos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) para comprar el voto, principalmente en las zonas indígenas y campesinas del estado, reveló el periodista José Reveles, durante la presentación en Pachuca de su en su libro Las manos sucias del PAN Este uso de dinero público para fines privados, se dio principalmente en el municipio de Chapantongo, donde existe una denuncia por la entrega de cemento y material de construcción a la población, que, desde luego, sirvió para apuntalar la campaña de Calderón Hinojosa, que se instrumentó a través del alcalde de aquel lugar y el secretario municipal, afirmó En compañía de los periodistas Jorge Meléndez y Rogelio Hernández López, el autor afirmó que se utilizaron viejos mecanismos de cooptación del voto durante los comicios pasados, en los que sobresale la amplia participación de dirigentes panistas, diputados federales de ese partido y funcionarios del gobierno foxista En Chapantongo, esta acción llegó incluso a la propia sede panista En una grabación de video, se observan dos camiones torton con material de construcción que iba a ser repartido; además de una carga que se encontraba escondida en el deportivo municipal La maniobra se llevó a cabo debido a que infinidad de dirigentes panistas se dieron de alta como gestores sociales, tal y como lo hizo el mismo Guillermo Galland, con el objetivo de recibir el dinero y entregarlo a presuntos beneficiarios, señaló En la charla del comunicador que se realizó en el teatro Guillermo Romo de Vivar, acudieron panistas hidalguenses, quienes se mantuvieron atentos a lo que se decía Reveles afirmó que con la irrupción de los gestores sociales, aparecieron, desde el 2003, unas 200 agrupaciones campesinas, una de las cuales se autodenominó Campesino Azul De manera inédita, aparecieron otras cuando el PAN nunca ha tenido su fuerte en el campo, pero que sirvieron para justificar la entrega de recursos En Las manos sucias del PAN, se puede leer que mientras Guillermo Velázco Arzac, era dirigente de la organización México Unido contra la Delincuencia, su hijo, entonces vocero de Marta Sahagún, registraba y comandaba una de estas organizaciones campesinas Explicó que el primer político que puso el mal ejemplo en la cuestión electoral fue Vicente Fox, sobre cuyos hombros se encuentran las acusaciones por el manejo de los millones de pesos para operar el equipo de transición, recibido de parte del expresidente Ernesto Zedillo Lino Korrodi, diseñador de la campaña presidencial foxista, entregó 35 millones de pesos para el equipo de transición, del que tampoco se ha sabido su destino, ante lo cual ahora, dijo Reveles, se volvió a repetir el episodio con Calderón Hinojosa

Comentarios