Puebla: En la congeladora, reforma sobre difamación

martes, 3 de octubre de 2006
* Indefensión de comunicadores frente al actual Código de Defensa Social Puebla, Pue , 2 de octubre (apro)- En el estado, cualquier reportero que revele la corruptela de un servidor público está expuesto a pisar la cárcel o ser denunciado por el delito de difamación Y es que el Código de Defensa Social, que data de 1986, sanciona por igual una acusación verídica que una falsa Y ante lo anacrónico de la ley, la fracción parlamentaria de Acción Nacional presentó desde marzo pasado diversas modificaciones al marco legal, aunque la Comisión de Gobernación ni siquiera las ha incluido como punto de discusión Según el artículo 357 del Código referido, "la difamación consiste en comunicar a una o más personas, la imputación que se hace a otra, física o jurídica, de un hecho cierto o falso, que cause deshonra, descrédito, perjuicio o lo exponga al desprestigio de alguien (sic)" Para el diputado panista Raymundo García, presidente del Comité de Informática, es evidente que el Código evoca la "época hegemónica del PRI", cuando el reportero era penalizado por decir la verdad En paralelo, la legisladora blanquiazul Maricela González Juárez, vocal del Comité de Comunicación Social, responsabilizó al tricolor de soslayar la modificación a la ley: "No está en sus prioridades" El 14 de marzo pasado, el Grupo Parlamentario del PAN presentó una iniciativa de decreto para reformar el artículo 357 del Código de Defensa Social Los panistas argumentaron que "decir la verdad de un hecho en una sociedad plural, abierta y democrática no puede permitir que tal acción sea considerada como una acción de difamar, de acusar, deshonrar o desprestigiar a alguien" La propuesta fue precisamente eliminar la palabra "cierto" del artículo 357, quedando de la siguiente forma: "La difamación consiste en comunicar a una o más personas, la imputación que se hace a otra, física o jurídica, de un hecho falso, que cause deshonra, descrédito, perjuicio o lo exponga al desprestigio de alguien" El 8 de junio pasado, González Juárez presentó la iniciativa de decreto para derogar diversos artículos al Código de Defensa Social y la adición de otros al Código Civil local El proyecto incluía la derogación de 15 artículos del mencionado código así, como la reforma del capítulo 1958 y su respectiva adición De esta forma, la difamación sólo sería considerada daño moral y no un delito Sin embargo, ninguno de los proyectos de reforma del PAN ha sido discutido en el Congreso local La Comisión de Gobernación, responsable de presentar el punto para su análisis, lo mandó a "la congeladora", denunciaron los legisladores de Acción Nacional, entrevistados por Apro "No conviene a los intereses del partido mayoritario", subrayó González Juárez, quien tiene conocimiento de al menos tres casos de periodistas poblanos, acusados de difamación durante el ejercicio de sus funciones El caso más representativo fue el protagonizado por la periodista Lydia Cacho Ribeiro, quien en diciembre pasado fue trasladada de Quintana Roo a Puebla, y pasó al menos 30 horas detenida, tras reproducir en su libro Los demonios del edén, los testimonios de infantes que vieron al empresario Kamel Nacif Borge al lado del pederasta Jean Succar Kuri Por el contenido de estas líneas, Cacho Ribeiro aún enfrenta una denuncia por difamación Además, el sábado pasado, en el marco de la 62 asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), periodistas de distintas partes del continente exigieron a las autoridades eliminar los llamados "delitos de prensa" (entre los que se encuentra la difamación), por considerarlos una estrategia de los sistemas políticos para acallar a los reporteros

Comentarios