Desfavorable panorama en México si Calderón "se acerca a las políticas del FMI": Joseph Stiglitz

miércoles, 29 de noviembre de 2006 · 01:00
Guadalajara, Jal , 28 de noviembre (apro)- La globalización económica no es la panacea esperada, como han sostenidos sus promotores Los tratados de libre comercio con las potencias del mundo conlleva más desventajas y menos aún promueven el desarrollo, sostuvo Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía 2001, en una conferencia que dictó en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara En el evento, Stiglitz presentó su más reciente libro Haciendo que la globalización funcione, donde aborda las consecuencias de la globalización y cuestiona las políticas públicas que promueve el Fondo Monetario Internacional (FMI) Criticó que las industrias farmacéuticas hayan presionado, en un acuerdo internacional, para proteger sus derechos de propiedad intelectual, con lo que limitó el acceso a los medicamentos genéricos a los países más pobres Sobre las tres reformas recomendadas por el FMI a México: la reforma fiscal que podría incluir IVA en alimentos y medicinas; la reforma laboral, que flexibilizaría los derechos laborales, y la apertura energética a la inversión privada, el Nobel de Economía, quien colaboró durante la administración del presidente Hill Clinton, entre 1995 a 1997, dijo que el IVA "no es eficiente ni justo para la distribución de la riqueza" Y agregó: "Esto es todavía más grave en un país con un alto nivel de desigualdad en la distribución del ingreso, donde no hay una proporción equitativa y, por lo mismo, cobrar impuestos de manera desproporcional, también genera mayores dinámicas de inequidad" En Europa, comentó Stiglitz, se tiene instrumentos complementarios y se cobra éste impuesto de manera progresiva Aseguró que en la administración del presidente Clinton, se discutió la aplicación del IVA en alimentos y medicinas, "y lo desechamos por ser una medida que iba a afectar más a la clase trabajadora norteamericana" El fenómeno de la globalización, abundó, ha beneficiado más a los sectores con mayores ingresos y en menor medida a los que perciben menos y, en algunos casos, "ni siquiera eso" Añadió que el IVA en alimentos y medicinas "tendrá una carga mayor en individuos de menor ingreso, por lo que la política sería regresiva" "Lo que debería recomendar el FMI es establecer impuestos a los monopolios y oligopolios Esta política tendría como resultado incrementar, al mismo tiempo, la eficiencia, pero también la equidad en la distribución del ingreso" En cuanto a la reforma laboral, si bien dijo no conocer a fondo la propuesta, comentó sobre el mercado laboral y la experiencia en la administración Clinton Aseguró que se discutió la conveniencia de incrementar el salario mínimo ? el FMI está en contra de esta medida--, y con una investigación realizada se concluyó que sí era recomendable Aunque precisó que fue pausado este incremento y no afectó el mercado laboral ni creció el desempleo y, por otro lado, sí significó cambios positivos en el nivel de ingresos de la clase trabajadora Sobre la reforma energética y la inversión privada en Petróleos Mexicanos, Stiglitz advirtió que no es recomendable "El país que mejor aprovecha su recurso petrolero es Malasia; el Estado es dueño de la empresa que extrae petróleo Esta empresa ha aprendido puntualmente las mejores prácticas de empresas privadas de otros países del mundo y ha hecho un buen trabajo" Además, dijo, se debe tener en cuenta que las empresas privadas lo que buscan son ganancias y hacen lo posible por pagar menos al gobierno "De igual manera, sea por incompetencia o corrupción, la mayor parte de los países en vías de desarrollo, no ha obtenido de sus recursos naturales los beneficios que deberían" La inversión privada, por sí misma, no es una panacea, advirtió "La inversión de un Estado en la industria petrolera es equiparable a un gasto en infraestructura, en educación o en gasto corriente", señaló Y mencionó como un "dato preocupante" la dependencia económica de México a Estados Unidos A su juicio, "debió haber surgido en México una dinámica contraria: que la economía fuera más diversificada" Afirmó: "El gobierno mexicano, lejos de establecer políticas públicas para corregir esta situación, ha esperado que la economía norteamericana se recupere Mi percepción para la economía norteamericana para 2007, es pesimista y, como consecuencia, México sufrirá también" Agregó: Si las políticas públicas que promueva el gobierno electo de Felipe Calderón, "se acerca a los que quiere el FMI, las expectativas no son muy favorables"

Comentarios