Veracruz: Acusa PRD a Fox de haber sido el principal obstáculo para el desarrollo

jueves, 30 de noviembre de 2006
Jalapa, Ver , 29 de noviembre (apro)- El de Vicente Fox Quesada "fue un gobierno sin rumbo", afirmó el diputado local perredista César Ulises García Vázquez, quien al hacer un recuento del sexenio que concluye este jueves, señaló que el mandatario no sólo fue el principal obstáculo para el desarrollo de México, sino deja al país polarizado Desde la tribuna del Congreso del estado, García Vázquez, actual secretario de la Mesa Directiva, subrayó que Fox no cumplió ninguna de sus promesas de campaña en 2000, entre ellas, la generación de más de un millón de empleos al año, el combate a la corrupción y resolver el conflicto armado de Chiapas en 15 minutos Vicente Fox, agregó, tampoco cumplió su compromiso de transformar las estructuras corporativas antidemocráticas y corruptas del viejo régimen, así como el poner en el centro de su política económica el bienestar de la población mexicana En estos seis años, apuntó, el foxismo se presentó como "la encarnación misma de la transición política mexicana", sin embargo, "nunca mostró capacidad para darle rumbo", sino que asumió conductas generadoras de mayor polarización entre las expresiones políticas del país y terminó convirtiéndose en el principal obstáculo para su desarrollo La gestión de Vicente Fox, criticó, se caracterizó por la continuidad del proyecto neoliberal y fue congruente con la integración subordinada del país a los intereses del gran capital, con el conservadurismo y el autoritarismo económico, "caminando en sentido contrario de elevar el nivel de vida de la población" La crisis que comenzó a experimentar la economía nacional en el sector exportador, refirió, se inició cuando promovió el Plan Puebla Panamá como la "panacea del desempleo y la marginación que padecemos en el sur del país", en donde pretendía instalar maquiladoras, "cuyo modelo ha mostrado ya su agotamiento" La promesa de Fox Quesada para crear un millón 300 mil empleos anuales no se cumplió, ya que entre 2001 y 2005, el crecimiento de la población económicamente activa se ubicó en 6 millones de personas, y en ese periodo, "sólo se generaron 523 mil 987 plazas y se perdieron 417 mil 500 puestos" En consecuencia, señaló, en ese periodo solamente se generaron 106 mil 487 empleos vacantes, así es que el déficit de puestos de trabajo durante el sexenio que concluye alcanzó los 5 millones 476 mil 13 empleos De acuerdo con cálculos de la Universidad Obrera Mundial, mencionó, de diciembre de 2000 a mayo de 2006, el salario mínimo perdió el 1453% de su valor, en virtud de que paso de 874 pesos a 747 pesos durante ese periodo, y el poder adquisitivo se redujo a 2807% En la conclusión de este sexenio, subrayó, existen millones de trabajadores que no pueden adquirir con su salario una canasta básica indispensable para la manutención de sus familias Así, insistió, "el trabajo no sólo se desvaneció por la vía del desempleo y la contención salarial, sino que se mantuvieron condiciones injustas e ilegales de contratación con el objeto de abaratar el costo de la mano de obra ante una política de flexibilización de los sistemas de control y supervisión de medidas de seguridad e higiene de las empresas" En tanto, dijo, la política agropecuaria instrumentada, "llevó a la desintegración de las familias y puso en jaque la soberanía alimentaria", ya que durante este sexenio se mantuvo descapitalizado al sector por los insuficientes recursos que destinaron al campo En conclusión, preció, "el foxismo cierra su ciclo con una incapacidad para concretar las reformas laboral, fiscal y energética", temas que al igual que otros aspectos de importancia para el país, "son algunos saldos de la ignominia que representa para la mayoría de la población, el sexenio que concluye este jueves"

Comentarios