Llaman los obispos de Oaxaca a solucionar el conflicto en la entidad

jueves, 9 de noviembre de 2006
México, D F, 8 de noviembre (apro)- Tras lamentar que las respuestas políticas no sean todavía lo suficientemente eficaces, los obispos de Oaxaca instaron hoy a los actores políticos y sociales a buscar con "urgencia y honestidad" soluciones a los problemas que aquejan a la entidad Además, llamaron a firmar un pacto social que ayude a detener el clima de violencia, así como a reconocer los valores y superar los rezagos de esa entidad para la reconciliación social "Nos duele la polarización que divide y paraliza la convivencia social Nos duele el daño económico, cultural, turístico, pero más nos duelen las causas que han generado tantos conflictos: la injusticia social, la pobreza lacerante, la impunidad y la corrupción generalizada Nos duelen más los efectos de las divisiones sociales y las pérdidas de vidas humanas Cese ya la violencia en cualquiera de sus formas", manifestaron los obispos de la diócesis oaxaqueña, encabezados por el arzobispo José Luis Chávez Botello En su mensaje, firmado igualmente por los obispos de Huajuapan, Puerto Escondido, Tuxtepec, Huautla y Tehuantepec, afirman que lamentablemente se ha proyectado una información incompleta y a veces distorsionada de los hechos que ha sustentado confusión en la opinión pública "Hay descalificaciones mutuas, doble lenguaje y poca información de las causas reales del conflicto Tal parece que fuerzas perversas e intereses personales y de grupo impiden la solución del problema oaxaqueño", subrayan Añaden: "La realidad nos demanda a todos los ciudadanos de buena voluntad, y especialmente a los católicos, iniciar un cambio de actitud que pase por la conversión a Dios y se traduzca en el logro de la reconciliación, de la justicia social y de una vida digna" Para los obispos oaxaqueños, "los momentos difíciles son parte del camino de la vida y deben servirnos para la purificación personal y social" Y cuestionan: "¿Qué Oaxaca queremos? ¿Qué Oaxaca debemos construir? El anhelo por el cual debemos trabajar juntos es el reconocimiento de nuestra propia dignidad y la capacidad de entablar relaciones que reflejen el amor a Dios en el amor al prójimo "Para construir el futuro de Oaxaca, es necesario amarla, y amar a Oaxaca supone aportar lo mejor de cada uno para construir juntos una sociedad sin excluidos; una sociedad donde se garantice para todos la dignidad, la paz, la libertad y la justicia Son las bases para una auténtica convivencia social y para la construcción del bien común", señalan "Construir el futuro de Oaxaca supone de la clase política, y de todos los ciudadanos, el esfuerzo compartido para que haya una nueva forma de gobernar, con mecanismos adecuados y responsabilidad de los ciudadanos que coadyuven al ejercicio del poder en bien de toda sociedad "La democracia va más allá de los votos Es un ejercicio constante de escuchar a la sociedad para buscar juntos soluciones comunes Sin participación efectiva y responsable no hay auténtica democracia", dicen Y tras demandar actuar con responsabilidad, los obispos apuntan: "Lo que queremos para Oaxaca no puede alcanzarse sólo con la buena voluntad Implica el reconocimiento de las responsabilidades de cada uno de los oaxaqueños Construir el futuro es tarea de todos los sectores: campesinos, indígenas, obreros, empleados, amas de casa, estudiantes, maestros, profesionistas, empresarios, políticos, artistas, intelectuales, religiosos; cada uno tiene su propio aporte desde su campo específico Hay mucho camino por recorrer" Agregan: "Nos hacemos eco de las voces que piden una reforma del Estado, pues es indispensable que el orden constitucional favorezca y determine los cambios estructurales necesarios, la ciudadanización de las instituciones que deben acotar el ejercicio del poder público; trasparentar con credibilidad los recursos; mejorar la educación y el desarrollo de las zonas marginadas, y que exista verdadera independencia de los poderes públicos para sentar bases del desarrollo integral de Oaxaca"

Comentarios