Gil Borja: Silencio cómplice

martes, 21 de febrero de 2006
Pachuca, Hgo , 20 de febrero (apro)- Indiferente ante la censura de la opinión pública sobre los sucesos en la Universidad Autónoma de Hidalgo (UAEH), el rector Luis Gil Borja, guarda silencio ante los escándalos por despidos de profesores y el "mangoneo" del Grupo Universidad que lidera todavía Gerardo Sosa Castelán Con el despido de un grupo de profesores desde principios de enero que rechazaron las políticas "borreguiles" de la institución, Gil Borja se ha negado a dar la cara para explicar los motivos que tuvo la institución para cesar a los académicos que se oponen a los dictados externos de Sosa Castelán y su grupo ?que desde hace dos décadas controla a la UAEH--, el cual domina al propio rector, quien con su silencio tácitamente reconoce su subordinación Con la esperanza de que hubiera una respuesta al cese que sufrió a principios de año, primero como coordinador del área de Ciencia Política del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHU), y luego de su puesto de investigador, Pablo Elías Vargas González, creía en la independencia del rector Tras el incidente, Vargas González aseguró que la formación de Gil Borja y su intachable desempeño profesional como director del área de Odontología de la UAEH y su posterior llegada al máximo cargo de la institución, avalaban su integridad, "y en cualquier momento corregiría el error" cometido por Adolfo Pontigo Loyola, director del ICSHU, "recadero" de Sosa Los días pasaron, y en lugar de dar solución a su despido, llegaron nuevos ceses Esta vez, les tocó a los profesores que se negaron a participar en el "acarreo" de jóvenes de las preparatorias e institutos de educación superior de la Universidad al mitin político que realizó el candidato de la "Alianza por México" a la Presidencia de la República, Roberto Madrazo Pintado El 2 de febrero fue despedido el profesor Tonatiuh Herrera Cabañas, quien consideraba, tras la baja de Vargas González que Gil Borja tenía la oportunidad histórica de romper con Sosa Castelán; pero al ser notificado de que no se le daría un nuevo contrato, cambió su discurso totalmente No dudó en señalar que el rector era un "incondicional" y un "títere" de Gerardo Sosa, como lo habían sido sus antecesores Juan Manuel Camacho Bertrán y Juan Manuel Menes Llaguno; y que no existía la menor posibilidad de democratizar la institución, menos a raíz de la salida de Tania Meza Escorza, investigadora y docente del ICHSU, quien, además, conducía un segmento noticioso en Radio Universidad Mientras que al interior de la Universidad la inconformidad crece por la manera en que Gil Borja es manipulado por Sosa Castelán y por su pasividad absoluta en la institución que dirige, el rector se ha negado a tener cualquier encuentro con la prensa incómoda y ha optado por los comunicado de prensa para deslindarse de los hechos Sólo ha concedido dos entrevistas a los medios de comunicación La primera, al diario local El Reloj, el pasado 17 de enero, en la cual evadió cualquier cuestionamiento sobre el despido, hasta entonces, de Pablo Vargas; afirmó que se trataba de una decisión que atañía exclusivamente ICSHU, y endosó el problema directamente al titular de ese instituto, Adolfo Pontigo Loyola También, brevemente dejó constancia, sólo de palabra, que Gerardo Sosa ?quien ahora construye desde de la UAEH su candidatura al Senado de la República y es considerado uno de los operadores políticos de Madrazo en la entidad-- no tiene injerencia en la vida interna de la Universidad y que es sólo un rector más que ha pasado por ahí El 20 de enero, fue tomado por sorpresa por el periódico Síntesis, que lo interrogó sobre el mismo tema Ahí, dejó en claro que no volverá a hablar sobre el despido del investigador; argumentó que se trataba de una cuestión de índole laboral de la que no deseaba "saber más" Solidaridad internacional A las fuertes críticas que recibió el rector de parte de los dirigentes partidistas, diputados y hasta de algunos círculos académicos, se sumaron otras provenientes de la comunidad científica nacional e internacional, que no encuentran razón válida para los despidos y llamaron a Gil Borja a corregir el rumbo para no empañar el prestigio de la institución que recientemente ingresó al selecto Consorcio de Universidades Mexicanas (Cumex), al que sólo ingresan, contradictoriamente, aquellas instituciones de calidad, reconocidas mediante los esquemas y procesos del Sistema Nacional de Evaluación y Acreditación en México De una lista interminable de personajes, instituciones y organizaciones sociales que se dirigieron, en algunos casos, de manera exclusiva al rector universitario, sobresalen las muestras de adhesión del filósofo español Fernando Savater, quien desde la España reprobó el despido de Bragas González, acción que calificó como una injusticia inválida para nuestros tiempos, sobre todo a la luz del prestigio que tiene el investigador cesado Otra voz destacada que envío cartas de reproche fue la de Matthew Richards, profesor del Departamento de Lenguas Europeas de la Universidad de Gales, en el Reino Unido "Le escribo con la queja y un voto de desaprobación por el tratamiento inexplicable que ha recibido el investigador/profesor Pablo Elías Vargas González", señaló el catedrático, quien inmediatamente sentencuió: que el despido llegó "justo en el momento en que la UAEH está ganando terreno internacionalmente, (y co él) están regresando los días de mediocridad por sacarle jugo político y económico" Para rematar, sostuvo que la institución es controlada por el expresidente del PRI en Hidalgo, Gerardo Sosa Castelán Reprobó "en los términos más fuertes" este hecho antidemocrático y totalmente repudiable, en contra de quien ha publicado decenas de libros y artículos "de excelente calidad" En el mismo tenor se expresaron varias organizaciones que conjuntamente rechazaron los cuestionamientos lanzados por Pontigo Loyola sobre la calidad académica del despedido, sobre quien dieron referencias sobre su trabajo y su nula inclinación política al interior del ICSHU Además, por la forma en que fue desalojado, "de forma ilegal y arbitraria", ese 3 de enero, señalaron que es inadmisible que tales hechos se desarrollen en el ámbito universitario; pareciera que no se habla del investigador del Sistema Nacional, nivel II, sino de un delincuente y, de paso, pidieron que Pontigo Loyola sea sancionado Firmarion la Central de Servicios para el Desarrollo de Puebla, AC, Educación y Desarrollo, Enlace Rural Regional, Fundación Arturo Herrera Cabañas, Jóvenes Unidos por Hidalgo, Comité Ciudadano Hidalguense, Grupo de Mujeres Cihúatl, El Diamante de Fuego, Cruz Roja Mexicana, Centro Cultural y de Desarrollo Comunitario, Incide Social, El Centro Nacional de Comunicación Social, Enlace, Comunicación y Capacitación, Proyect Concern International y la Red de Investigadores por la Paz y la Democracia Desde Tijuana, los investigadores del Colegio de la Frontera Norte, Guillermo Alonso Meneses y el doctor Luis Escalante Rabadán, del Departamento de Estudios Sociales, solicitaron la intervención de la rectoría para solucionar el problema que tiene a la comunidad académica mexicana "consternada y preocupada" por el inmerecido trato dado a Vargas González "Por medio de este conducto deseo comunicarle mi más profunda preocupación al haberme enterado de la campaña de hostigamiento dirigida contra el doctor Pablo Vargas, catedrático del área de Ciencia Política y Administración Pública que usted dirige Hasta ahora tenemos noticias de que fue expulsado sin un sustento y que su situación laboral ha permanecido en el limbo", mencionó Escalante Rabadán "Este en un atentado muy grave que pone en entredicho la legalidad y la vida académica de la institución que usted dirige", mencionó en otra comunicación Rafael G Alarcón, profesor de aquella institución al norte del país Llamados similares hicieron la consejera electoral local Dulce Olivia Fosado Martínez; profesores de la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Iztapalapa, como la doctora María Eugenia Valdés Vega; exalumnos de la licenciatura de Contaduría y Administración de la máxima casa de estudios de la entidad; Jaime Preciado Coronado, de la Universidad de Guadalajara; y Ernesto Hernández Norzagaray, del Centro de Investigaciones Sociales de la Universidad Autónoma de Sinaloa La Red Latinoamericana de Investigadores por la Paz y la Democracia, con sede en Buenos Aires, Argentina, reprochó a Gil Borja que funcionarios como Pontigo Loyola, "han actuado de manera irresponsable, arbitraria y deshonesta, atentando contra la libre expresión y la libertad de credo" De la misma forma otros solidarios como Carlos Zarco Mera, director de la asociación civil Rostros y Voces, lo mismo que el doctor Jorge Alonso y la organización Conferencia Universitaria Independiente, se sumaron al reclamo Pero a todas estas críticas, Gil Borja ha preferido darles la espalda y sólo, en un acto de reflexión, ofreció reinstalar en tres y seis meses a Tania Meza y a Tonatiuh Herrera, pero a Pablo Vargas ni siquiera lo mencionó

Comentarios