Dice AMLO que se reunió con Slim para definir reglas de inversión; el empresario lo desmiente

martes, 14 de marzo de 2006
México, D F, 13 de marzo (apro)? Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Por el bien de todos, aseguró que en reuniones con empresarios, en especial con el magnate Carlos Slim, está definiendo "las reglas" que seguirá su gobierno en materia de inversión privada "Estoy pensando en ese modelo de convergencia en inversión pública y privada, vamos a definir bien las reglas, las vengo definiendo con Slim y con otros empresarios; esto sí, esto no, reglas claras", respondió el candidato presidencial en una entrevista radiofónica con Joaquín López Dóriga Sin embargo, horas después de esta declaración, el tercer hombre más rico del planeta desmintió al candidato presidencial En su portal, el diario Reforma consignó la reacción de Slim, quien aseguró: "No sé nada, no tengo idea de qué es", ante la pregunta acerca de las afirmaciones de López Obrador Y es que si bien insistió en desconocer los supuestos acuerdos a que ha llegado con el candidato presidencial en materia de reglas de operación de inversión privada, al salir de una reunión con el gobernador de Jalisco, Francisco Ramírez Acuña, Slim dijo que le daba "mucho gusto que se sume (López Obrador al Acuerdo de Chapultepec), hay tres candidatos que no se han sumado, y debe ser de todos, es un acuerdo de todos En la entrevista con López Dóriga, el candidato presidencial aseguró tener una "buena" relación con el magnate mexicano, vínculo que se fortaleció con el proyecto de rescate del Centro Histórico de la Ciudad de México, en el que participó el gobierno del Distrito Federal, la administración del presidente Vicente Fox, Slim, el cardenal Norberto Rivera y el historiador de la ciudad, Guillermo Tovar y de Teresa Incluso insistió sobre su relación con el empresario: "Acabo de reunirme con él hace un mes, comimos, lo voy a decir porque no tiene nada de malo, comimos con el rector (Juan Ramón de la Fuente), ¿de qué hablamos?, de asuntos que tienen que ver con el país, con la economía, con la necesidad de echar a andar la economía, de generar empleos, de fortalecer el mercado interno; también de beisbol, de muchas otras cosas Me reúno con Carlos Slim pero te puedo decir que me reúno con muchos otros empresarios" López Obrador puso como ejemplo de la participación de la iniciativa privada en asuntos públicos el modelo que siguió en la reconstrucción del Centro Histórico, y recordó que buscó a Slim y que "puso como condición que convenciera al ciudadano presidente", misión que cumplió, para obtener recursos del empresario "Tuvimos en ese tiempo buena relación, se logró conjuntar inversión, convergencia de inversión pública e inversión privada Yo estoy convencido de que para sacar adelante al país se requiere el motor de la inversión privada y se requiere la inversión pública", puntualizó, además de rechazar que sea enemigo de los empresarios Sin embargo, destacó que "una relación con Carlos Slim o con cualquier otro empresario no significa subordinación" y que en sus charlas habla de su negativa a la privatización de las industrias eléctrica y petrolera En la entrevista radiofónica, López Obrador habló también de otro empresario, Roberto Hernández, personaje que es recurrente en sus discursos para hablar de corrupción, por no haber pagado impuestos por la venta de Banamex a City Group De Hernández, López Obrador dijo que no existe una buena relación, porque "no me ve con buenos ojos", sentimiento que, dijo, "es correspondido" De ganar la Presidencia, aclaró, el empresario "va a seguir viviendo en México haciendo negocios, pero no va a tener privilegios", y lo acusó de apoyar económicamente a los candidatos del PRI y el PAN, Roberto Madrazo y Felipe Calderón, respectivamente, hechos de los que tiene pruebas "No por el hecho de que no me apoyen a mí, voy a iniciar una persecución en contra de Roberto Hernández ni en contra de Carlos Salinas, no es mi fuerte la venganza", precisó De las recientes declaraciones del expresidente Salinas en su conferencia en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT, por sus siglas en inglés), donde atacó a los demagogos y caudillos de izquierda, López Obrador dijo que el exmandatario "no tiene autoridad moral para opinar desde Estados Unidos sobre lo que deben decidir los mexicanos" Añadió: "No habría que darle demasiada importancia, sólo resaltar que está muy echado para adelante, muy deseoso de que nos vaya mal a nosotros? Cuando habla de demagogia, no es por contestarle a Salinas, hay un salinismo como política, hay muchos seguidores, no sólo por la red de intereses, sino porque también se metió en el ámbito intelectual, en el ámbito de opinión pública" De la exigencia de Madrazo y de Calderón a debatir, López Obrador dijo con mofa que le debería agradecer a su paisano que lo mencione en los spots "sin pagar por ello", pero aclaró que sus contrincantes "quieren que me ponga de a pechito, no me estoy chupando el dedo Están muy aliados, se han puesto de acuerdo los dos, me quieren echar montón", y reclamó que a él le pidan más de un debate, cuando el presidente Fox sólo acudió a uno Cuestionado por el apelativo que les ha dado a sus contrincantes, al presidente Fox y a Salinas, al llamarlos "chachalacas", López Obrador apuntó: "es que están grite y grite, eso es más amable que víboras prietas y tepocatas"

Comentarios