En la Ley mordaza de Chiapas, sólo se "aflojó el nudo"

martes, 14 de marzo de 2006
* Sigue privilegiando a personas con cargos públicos, dice abogado Tuxtla Gutiérrez, Chis, 13 de marzo (apro) ? "Debe quedar claro que la ley mordaza no desaparece; en todo caso sólo se aflojó el nudo de la misma", dijo hoy el abogado defensor de los derechos humanos Miguel Ángel de los Santos Cruz Luego de conocer que el gobernador Pablo Salazar dio marcha atrás a sus reformas al Código Penal ?para sancionar hasta con nueve años de prisión los delitos de difamación y calumnia?, y presentó otra iniciativa para reducirla hasta con cinco años de cárcel, el titular de la Red de Defensores Comunitarios de los Derechos Humanos aclaró que la iniciativa presentada por el Ejecutivo estatal "no abona en nada al efectivo goce y disfrute del derecho fundamental de libertad de expresión" Para De los Santos Cruz, esta nueva iniciativa "continúa privilegiando la protección del derecho al honor de las personas, incluyendo aquellas que podrían ser objeto de críticas derivadas de su función publica" Para el abogado, premio Reebok de Derechos Humanos, con esta acción de Salazar ha quedado claro que con la reducción de la pena para el delito de difamación no desaparece la naturaleza inhibitoria de una medida penal frente a la libre expresión Expuso que la razón por la que el atentado al honor debe conocerse en instancia de carácter civil tiene relación con el hecho de que las disposiciones penales imponen restricciones ?como la pena de prisión? que inhiben y pueden llegar a limitar el ejercicio de la libertad de expresión A propósito del involucramiento del gobernador Salazar, quien busca favorecer a un presunto pederasta ante la CNDH y un diario nacional (La Jornada); un panorama como el actual, en el que instancias nacionales e internacionales ubican a Chiapas como el único con una legislación restrictiva del ejercicio de la libertad de expresión, aunado a la proximidad del relevo en el gobierno del estado y la necesidad de limpiar la imagen del ejecutivo, esto podría constituir el preludio para la derogación de la ley, arguyó el abogado De los Santos Sostuvo que la regresión a la disposición penal anterior obedece a la necesidad de maquillar la imagen del gobernador en el contexto del proceso electoral local en que busca extender su periodo "No obstante, debe quedar claro que la ley mordaza no desaparece; en todo caso, se afloja el nudo de la misma" "La sociedad civil debe continuar con su empeño de erradicar el delito de difamación y mayores garantías para el ejercicio de la libertad de expresión y no esperar a que el ombudsman sugiera "amistosamente" que se respeten los derechos humanos en Chiapas", indicó

Comentarios