Participación política de las mujeres: Déficit democrático

martes, 14 de marzo de 2006
México, D F, 13 de marzo (apro-notiese)- En la historia del pensamiento moderno, el feminismo ha logrado hacer una de las críticas más profundas al orden social, a la práctica personal y política, y ha sido capaz de proponer un nuevo orden: el que hace de la igualdad de género una "noción elemental de la democracia" Esta ruptura epistemológica cuestiona la universalidad de un sujeto abstracto de derechos; y hace evidente la discriminación y el déficit democrático respecto a la participación política de las mujeres Superar el déficit democrático implica el reconocimiento de las mujeres como sujetas y ciudadanas plenas, el ejercicio activo de todos los derechos humanos de las mujeres, incluyendo el de la participación política y el acceso a las estructuras de poder en la vida pública, un protagonismo real de las mujeres en la configuración legal, social y material de nuestro país El modelo económico y la cultura sexista niegan a las mujeres los medios para acceder y controlar recursos económicos y políticos; limitan su participación política, tanto en el ámbito formal como en procesos de liderazgo social, y profundizan la desigualdad social y simbólica de las mujeres, quienes viven las peores condiciones de pobreza, explotación, acceso a la propiedad, precariedad y desigualdad laboral, y acceso al tiempo libre; además, viven paralelamente procesos permanentes de violencia El horizonte de una democracia paritaria es que el poder, el dinero, el empleo y las responsabilidades familiares, finalmente, se compartan, este es el reto de los sistemas democráticos en tanto procesos de "sucesivas ampliaciones de la ciudadanía?, e inclusión de quienes han sido marginados del sistema y de la ampliación de las voces e intereses de quienes participan en el debate público"1 La política sigue siendo un espacio fundamentalmente masculino En México, hay 35% de mujeres presidentas municipales y en el Congreso, la Cámara de Diputados llegó a su máximo histórico a partir de la ley de cuotas a una representación de 22% para la actual legislatura Organizaciones feministas y de mujeres han forjado un proceso de incidencia política y un marco normativo internacional que protege, y hace exigible y vinculante el derecho a la participación política de las mujeres "El reto de un nuevo gobierno, emanado de la izquierda, es una gestión en la línea del reconocimiento de las mujeres como ciudadanas plenas, que no nos estigmatice como ?madresposas?, o conciba como un ente aislado o sector, que avance en una democracia paritaria, de igualdad real de trato y oportunidades tanto en el ámbito público como en el privado a través de acciones que disminuyan y aceleren la desigualdad estructural de las mujeres"2 En ese sentido surgen las siguientes propuestas: --Integrar un gabinete de hombres y mujeres sensibles al género; con hombres sin antecedentes de violencia --Integrar un gabinete paritario; celebramos el compromiso que hiciera en este sentido Andrés Manuel López Obrador; es necesario propiciar condiciones de trabajo e influencia para esas mujeres --Abatir el clientelismo y el corporativismo en todas sus formas, porque no podremos hablar de derechos mientras haya mujeres que voten bajo coerción, por temor, ignorancia o hambre --Fortalecer el acceso a la información, la transparencia y la rendición de cuentas de los órganos de gobierno, como medidas indispensables para la vigilancia y la ciudadanía de las mujeres --Impulsar la paridad electoral, sin la cual no habrá igualdad en la participación política de las mujeres a mediano plazo --Establecer en el Plan Nacional de Desarrollo objetivos para dotar a las mujeres de competencias para mejorar su acceso a puestos de toma de decisión, de planificación y gestión de políticas públicas --Feminizar los nombres de funciones para contrarrestar el poder lingüístico y simbólico "a favor de un lenguaje no sexista de los derechos humanos"3 --Introducir la idea de paridad en la Constitución, no en referencia a la discriminación, lo que asimilaría a las mujeres a un grupo particular, a una minoría, que no somos, sino en el sentido de establecer que: "la ley favorece la igualdad de acceso a cargos y funciones para los hombres y las mujeres"4 --Promover una efectiva apropiación por parte de la población femenina y la sociedad en su conjunto, de los derechos de las mujeres a través de: 1) Campañas que difundan los derechos, los mecanismos para hacerlos exigibles y justiciables; y las instituciones responsables 2) Mayor acceso de las organizaciones que promueven los derechos de las mujeres a los medios masivos de comunicación 3) Incentivos fiscales a empresas que promuevan la equidad y la no discriminación --Fortalecer el conocimiento de estadísticas desagregadas por sexo en particular en torno al empleo formal e informal, pagado y no pagado, el tiempo libre y la distribución de responsabilidades familiares, e invertir recursos para la investigación operativa La igualdad es un desafío de la democracia, igualdad como "equipotencia", o capacidad de ejercicio de poder, no sólo de resistir, sino de contar con la fuerza y los recursos necesarios para la autonomía; igualdad como equivalencia o "tener el mismo valor en el sentido de no ser considerada ni por debajo ni por encima del otro"; igualdad como equifonía o "la posibilidad de emitir una voz que sea escuchada y considerada como portadora de significado, goce y credibilidad" 5 Notas: 1 Beatriz Quintero García Ley de cuotas: avances y desafíos introducción del Boletín no 4 del Observatorio de Mujeres y participación política Tercer semestre de 2003 Bogotá, Colombia 2 María José Libertino Democracia paritaria en Buenos Aires: Igualdad entre mujeres y varones Constituyente de la Ciudad de Buenos Aires por la UCR - Vicepresidenta de la Comisión Redactora e integrante de las Comisiones de Declaraciones, Derechos y Garantías y de Políticas Especiales 3 Este fue el título de una campaña de Amnistía Internacional, así como la Campaña Nombra en España 4 Entrevista con Geneviéve Fraisse, filósofa e historiadora con Anne Rapin para la revista Label France 5 Marita Santa Cruz en "Notas sobre el concepto de igualdad", citada por Cristina Molina Petit en "Notas a la visión personal del feminismo de la diferencia" en Creatividad Feminista *Orfe Castillo es directora de la organización Consorcio para el Diálogo Permanente y Equidad, AD

Comentarios