Paradójico, que el foxismo haya pactado con los viejos cacicazgos

martes, 7 de marzo de 2006
* Así lo asegura el Observatorio Civil para los Derechos Humanos y la Democracia Oaxaca, Oax , 6 de marzo (apro)? El gobierno de Vicente Fox terminó pactando con los actores representantes del viejo autoritarismo en el país, situación que propició, en parte, el fortalecimiento de cacicazgos locales, particularmente en el sur del país, lo que significa que la transición democrática quedó estancada, reveló un análisis del Observatorio Civil para los Derechos Humanos y la Democracia El documento, dado a conocer por el integrante del Colectivo por la Democracia, Marcos Leyva Madrid, precisa que en México se experimenta un proceso político muy peculiar, ya que después de cinco años del gobierno de la alternancia, resulta paradójico que aún no se termine de instaurar un nuevo régimen y que, por otro lado, el autoritarismo siga teniendo plena vigencia en el país Otra situación que preocupa a dicho organismo es que los poderes Legislativo y Judicial, instancias que deberían ser garantes de la ley y la justicia, han sido presa de pugnas internas y, de algún modo, están secuestrados por intereses de grupos de poder A todo esto se suman la profundización de la pobreza y la desigualdad social, el fenómeno de la violencia que ha generado el crimen organizado y los grupos de poder aliados al narcotráfico, que incluso han rebasado ya al Estado, así como la poca credibilidad de las instituciones En el informe también se manifiesta que el proceso electoral se visto envuelto en una creciente polarización política entre los diversos actores, lo que impide tomar acuerdos sustantivos; sin embargo, va a ser determinante el papel de la autoridad electoral, aunque lo preocupante es que se observa una debilidad política y profesional por parte del Instituto Federal Electoral (IFE) Por lo que concierne al papel de la sociedad civil, los autores del informe consideran que es grave no contar con un imaginario social y político claro, lo que significa que se encuentra un tanto debilitada o desconcertada frente a los nuevos escenarios Lo lamentable, agrega, es que la sociedad civil parece reaccionar a los embates autoritarios pero sin programa, ni agenda, ni estrategia política efectiva Precisa también el análisis del Observatorio Civil que multiplicidad de organizaciones se movilizan y resisten, aunque sin vínculos que permitan condensar la fuerza social y la capacidad propositiva Y frente a este contexto nacional, sin duda es delicada la dinámica de fragmentación y ruptura de los vínculos de la sociedad, que conducen a procesos de exclusión, que ahondan la situación de la pobreza, el deterioro del tejido social y la creciente desigualdad En el caso concreto de Oaxaca, el Observatorio Civil, que agrupa a más de 26 organizaciones no gubernamentales, resume en su análisis que existe una regresión política que se refleja en su alta conflictividad y autoritarismo Así, la falta de legitimidad del actual gobierno lo ha llevado a una actuación autoritaria desde el inicio de su administración, situación que se ha profundizado ante la nula separación de poderes, y donde el Ejecutivo conserva el control del aparato gubernamental En ese sentido, Oaxaca se ha convertido en el laboratorio para poner en práctica un Estado autoritario que está midiendo la fuerza civil, social y política de una sociedad, a través del recrudecimiento de la represión al movimiento social y expresiones independientes, la polarización de fuerzas políticas y la impunidad Destaca asimismo que hasta el momento la agenda legislativa mantiene asuntos pendientes como la transparencia en el ejercicio de gobierno, acceso a la información pública y rendición de cuentas, y hace hincapié en que en 2005, el PRI, apoyado por el gobierno del estado, realizaron intenso trabajo para preparar el terreno y garantizarle el triunfo a Roberto Madrazo Finalmente, se hace un cuestionamiento al aparto gubernamental, ya que con el pretexto de la seguridad pública se han violentado los derechos humanos y el Estado ha privilegiado la fuerza e imposición sobre el diálogo y el respeto a los mismos Los signos de esta situación, enumeran los autores del análisis, son: represión a movimientos sociales, ataques contra defensores de derechos humanos, una cuestionada renovación del titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, además del silenciamiento ante casos de violaciones A ellos se suma, el entallamiento de una huelga ilegítima contra el Diario Noticias, así como la represión e intimidación contra periodistas y medios independientes; obras de remodelación del centro histórico sin cuentas claras y sin consulta ciudadana, potencial estallamiento social por la agudización de los conflictos agrarios y alarmante aumento de violencia hacia las mujeres, entre otros hechos, finaliza el análisis

Comentarios