Satisfecho, Fox por reunión trilateral, aunque terminó sin avances

sábado, 1 de abril de 2006
* Fue un encuentro de "socios y amigos", afirma * Bush y Harper destacan el liderazgo del mandatario mexicano Cancún, Q Roo, 31 de marzo (apro)- "De amigos y socios" caracterizó el presidente Vicente Fox, al encuentro trilateral de dos días en Cancún, Quintana Roo, con su homólogo estadunidense George W Bush, y Stephen Harper, el primer ministro de Canadá Suelto y sonriente se le vio a Fox en Cancún, porque logró, sobre todo, que Bush definiera como importante la relación de Estados Unidos con México, y que se comprometiera a trabajar con el Congreso federal de su país a definir una ley de reforma migratoria integral, basada en el respecto a los derechos humanos de los más de siete millones de mexicanos indocumentados que viven y trabajan en Estados Unidos En Cancún Fox aprovechó la presencia de Bush para eliminar cualquier residuo de las diferencias que había en la relación bilateral con Washington por el tema de la invasión estadunidense a Irak y los llamados de atención del Departamento de Estado por la narcoviolencia en la frontera norte de México, entre otros asuntos Bajo el cálido y húmedo clima de Cancún, y en mangas de camisa, Fox y Bush se dieron la mano en varias ocasiones, intercambiaron miradas como de complicidad y complacencia, y se dieron calificativos "de buen trabajo" en referencia a sus respectivas labores ejecutivas Consciente de que vive sus últimos meses al frente de la presidencia de México, Fox se mostró complacido de que Bush y Harper destacaran su liderazgo, incluso definieran el legado que dejará a los mexicanos: "Quiero agradecerle su liderazgo tan fuerte y el hecho de que haya reconocido que la democracia es un legado sumamente importante para su gobierno y para el gobierno anterior al suyo", declaró Bush "El presidente Fox ha tenido un liderazgo sin precedentes en nuestras relaciones bilaterales y trilaterales, y yo considero que el legado de su liderazgo va a dar una luz y va a continuar esta gran democracia en libertad", añadió Harper, quien se estrenó como representante de Canadá en el compromiso trilateral para instrumentar y darle seguimiento a la Alianza para la Seguridad y Prosperidad en América del Norte (ASPAN) La presencia de Harper no fue obstáculo para que Fox lanzara su sueño de que haya continuidad a la política exterior y relación comercial que ha manejado para el trato con el gobierno estadunidense El mandatario mexicano encomió al que vaya a ser su sucesor en Los Pinos, a que no renegocie el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al que le atribuyó un avance económico y de mejora en el ingreso per capita de los mexicanos Bush, antes de que Fox hiciera la recomendación al candidato presidencial que resulte ganador de las elecciones del 2 de julio, ya había dado un espaldarazo al mandatario mexicano, al que le atribuyó la "estabilidad de la economía mexicana" En Cancún no hubo cuestionamientos del gobierno mexicano al estadunidense por la posición que mantiene el presidente Bush de negarse a respaldar un proyecto de ley de reforma migratoria que contenga un programa de empleo temporal para los inmigrantes indocumentados mexicanos que les garantice, eventualmente, la residencia permanente en Estados Unidos El presidente Fox estuvo satisfecho con que Bush en varias ocasiones en Cancún dejara en claro que no pretende criminalizar a los inmigrantes indocumentados mexicanos, como lo estableció su partido, el Republicano, con la aprobación del proyecto de ley 4437 en la Cámara de Representantes en diciembre del año pasado "Reconozco que Estados Unidos es un país de inmigrantes y que la gente debe ser tratada con respeto, y que este debate debe ser un debate que no lleve a que un vecino esté contra el otro vecino", sustentó Bush El mandatario estadunidense llegó a Cancún con un lenguaje humanitario sobre el tema de la reforma migratoria en el Capitolio que no logró ocultar que detrás de este deseo está el interés político y electoral de los republicanos La reciente integración de la palabra "integral" a la propuesta de reforma migratoria que apoya Bush, no es por la amistad con Fox ni por su afán de ayudar a los inmigrantes indocumentados de México Las recientes manifestaciones masivas de la comunidad hispana e indocumentada en distintas ciudades de Estados Unidos para expresar su rechazo a las propuestas de ley de los republicanos, forzaron a Bush a flexibilizar su posición sobre el tema Un voto de castigo de la comunidad hispana contra el Partido Republicano por iniciativas como la reforma de ley 4437, podría en las elecciones legislativas de medio periodo del próximo 1 de noviembre, devolverles a los demócratas el control de la Cámara de Representantes que en 1994 le arrebató el partido de Bush Los dos amigos, como se les calificó al presidente de México y Estados Unidos cuando empezó su relación oficial en el año 2000, se fueron de Cancún contentos por la imagen que lograron enviar a los ciudadanos de sus respectivos países, pese a que en el papel, del ASPAN no se logró nada ni se anunció algo concreto, y con la premisa de que en Washington el Congreso federal estadunidense no concluya el proceso de análisis, debate y formulación de un proyecto de ley consensuado, para antes de que concluya el sexenio presidencial de Fox, el próximo 1 de diciembre "Ciertamente, esperamos que haya una transición pacífica de poder, y estoy confiando en que así será", dijo el presidente de Estados Unidos con respecto al proceso electoral presidencial de México que pondrá fin al sexenio de su "amigo"

Comentarios