Descarta SHCP sobresaltos económicos por sucesión presidencial

martes, 18 de abril de 2006
* Las presiones inflacionarias en EU repercutirán negativamente en México, admite México, D F, 17 de abril (apro)- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aseguró hoy que la solidez financiera de México permitirá un cambio de administración sin sobresaltos económicos, ante las próximas elecciones presidenciales En un documento enviado a la Cámara de Diputados en cumplimiento a la nueva Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria que entró en vigor el pasado 1 de abril, la dependencia dio a conocer de forma anticipada los lineamientos económicos para 2007 La fortaleza y estabilidad del entorno macroeconómico, así como la aplicación prudente de la política económica instrumentada en los últimos años, garantizarán que la contienda política asociada a las elecciones del próximo 2 de julio no contamine el devenir económico, apuntó Sin embargo, la dependencia reconoció que el escenario macroeconómico no está exento de riesgos, los cuales podrían alterar las trayectorias previstas en la materia Entre los riesgos destacan mayores presiones inflacionarias en Estados Unidos, con lo que la autoridad monetaria de ese país podría adoptar una política más restrictiva que la anticipada, y esto repercutiría de manera negativa en las actividades productivas y en las tasas de interés de México También, una reducción abrupta en los precios internacionales del petróleo, ya que pondría en riesgo el cumplimiento de las metas de gasto social y, además, postergaría la realización de importantes proyectos de inversión No obstante, destacó que varios indicadores resaltan la solidez de México: las reformas al sistema financiero permitieron robustecer las instituciones bancarias; el manejo responsable de la deuda pública mejoró las condiciones y plazos del financiamiento público; y las cuentas externas se financian cómodamente con flujos de largo plazo Además, el esquema de libre flotación del tipo de cambio ha absorbido los choques externos y, por ende, ha amortiguado el impacto que pudieran tener éstos sobre las actividades productivas y el nivel de precios, y las reservas internacionales en poder del Banco de México se han mantenido en niveles elevados "Estos elementos permitirán un cambio de administración sin sobresaltos económicos", sostuvo la Secretaría de Hacienda, al estimar que en 2007 la economía mexicana crecerá a una tasa anual de 36 por ciento y prevé que la inflación se ubique en 30 por ciento Además, estimó un tipo de cambio promedio de 1118 pesos por dólar, tasas de interés de 73 por ciento, un precio del petróleo de 375 dólares por barril; y anticipó que las cuentas externas del país presentarán un déficit de 20 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) Este déficit estará financiado con los recursos que, se espera, entrarán al país en forma de inversión extranjera directa, y se prevé que el monto de las remesas de dinero de los connacionales que viven en el exterior seguirá en ascenso a tasas de dos dígitos La competencia internacional representa un desafío, pues entre 2001 y 2005 la participación de las manufactureras mexicanas en el mercado estadunidense se redujo de 13 a 113 por ciento, pérdida que equivale a dejar de haber exportado mercancías por un valor de 187 mil millones de dólares en 2005 De continuar esta situación, las posibilidades de crecimiento que tiene México se verán reducidas, añadió la SHCP respecto a otro de los riesgos que enfrenta el escenario macroeconómico para el año próximo

Comentarios