Cumple López Obrador con el ritual de la pasarela de Dios

miércoles, 26 de abril de 2006
* Previo al debate, difunde Iglesia católica decálogo de pecados electorales México, D F, 25 de abril (apro)- Este martes, Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos, acudió a una reunión con los obispos del país, reunidos en la 81 Asamblea de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) El tabasqueño arribó a la sede de la CEM a las 16:30, y se retiró pasadas las seis de la tarde Sin embargo, el encuentro estuvo cerrado a los medios Al salir, el tabasqueño eludió comentar los temas que trató con la cúpula católica del país, sin embargo, Proceso --en su edición de esta semana-- anticipó que los tres principales candidatos a la Presidencia ?López Obrador, Felipe Calderón y Roberto Madrazo? se presentarían ante más de cien obispos y arzobispos, pasarela en la que abordarían los temas que más preocupan a la Iglesia católica: aborto, eutanasia, píldora del día siguiente y matrimonio gay: "Los insólitos encuentros servirán para que los prelados tomen posición de cara a las elecciones del 2 de julio Están dispuestos, aseguran, a influir en el voto que emitan sus respectivos ?círculos de influencia?", detalló el semanario Y coincidentemente, también este día, y previo al primer debate entre aspirantes a relevar a Vicente Fox, la Iglesia católica difundió un "catálogo de pecados electorales", que "son resultado de la falta de amor" En conferencia de prensa, los obispos Florencio Olvera Ochoa, de Cuernavaca, y Ramón Castro Castro, de Yucatán, señalaron que cualquier pecado se comete por "falta de amor", y no acudir a votar "es una falta de amor a la patria" Indicaron que Calderón, Madrazo y López Obrador fueron los que solicitaron al Episcopado asistir a su 81 conferencia, y que los otros dos aspirantes, entre éstos Roberto Campa, no lo hicieron, por eso no estarán presentes, aunque Patricia Mercado se quejó abiertamente de no haber sido invitada El obispo de Cuernavaca informó que desde hace algunos días dio a conocer en su diócesis un decálogo de pecados electorales, y señaló que los católicos mexicanos debieran votar por las "mejores personas", que sean capaces de gobernar y honestas en su desempeño De acuerdo con Olvera Ochoa, los católicos "pecarán" si votan por proyectos que van en contra de la libertad religiosa, y también aquellos que lo hagan por una "economía esclavizante" El "góber precioso" El jerarca católico planteó que existen nuevas formas de esclavitud, y que ningún católico debería votar por un proyecto que no combata la drogadicción, el alcoholismo, la prostitución o la corrupción, y ejemplificó: "Ahí está el gober precioso" Señaló que también "es pecado" que la gente venda su voto --o que se deje presionar-- como lo es también el sufragio "corporativo", pues subrayó, éste es personal, libre y secreto Según Olvera, otra forma de pecar es cuando se respaldan proyectos que "van contra la vida", o atentan contra la "familia natural" y estable Por ello, el obispo advirtió que sería pecado apoyar un proyecto que promueve el matrimonio gay, porque éste "va en contra de las leyes naturales" Planteó que no solamente los electores pueden pecar, sino que también los candidatos que no sepan ganar o perder, ya que los ganadores deberán respetar a aquellos ciudadanos que no hayan votado por ellos y gobernar para todos por igual Por ello, advirtió el obispo de Cuernavaca, "el día 3 de julio, los candidatos que hayan perdido, deberán permanecer callados"

Comentarios