Morelos: Frente al fantasma de la manipulación y el fraude (Primera parte)

jueves, 29 de junio de 2006
Cuernavaca, Mor , 28 de junio (apro)- Con los candidatos menos populares en la historia del estado y un posible empate técnico --según encuestas sobre preferencias electorales--, la manipulación y la coacción del voto podrían ser utilizados por los propios partidos políticos para inclinar la balanza en su favor este 2 de julio, advirtió Medardo Tapia, analista del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarais (CRIM) de la UNAM "El escenario cambia con la última encuesta sobre la preferencia electoral en el estado, publicada por María de la Heras, donde el PRD tiene 34 puntos, el PRI 33 y el PAN 32 Hablamos de un empate técnico que, por la falta de instituciones sólidas que vigilen el proceso electoral, podría ser resuelto por medio del fraude", advirtió el investigador Tapia dijo que los escándalos de la presunta corrupción de familiares del candidato del PAN al gobierno del estado, Marco Antonio Adame Castillo --luego de que su hermano fue acusado de comprar autos robados--, también impactaron negativamente en las encuestas, las cuales ponen al panista dos puntos abajo del perredista Fernando Martínez Cué y a uno de la priista Maricela Sánchez Cortez "Desgraciadamente, nos deja una fuerte sospecha a los ciudadanos de lo que ahí ocurre, hechos graves que tampoco fueron atendidos en forma por los responsables de la procuración de justicia", añadió A su juicio, hay otros factores que podrían repercutir en el ánimo de los votantes, como el deterioro que sufre el PAN a nivel nacional o el avance en las encuestas del candidato de la coalición "Por el bien de todos", Andrés Manuel López Obrador "El PRD en la entidad le apostaba precisamente a eso, porque el propio Martínez Cué comenzó muy tarde su campaña", dijo Explicó que el PRI planea el uso de su estructura y, posiblemente, "el fraude Maricela Sánchez, quien ganó su campaña en medio de impugnaciones de los mismos priistas, ya nos ha demostrado que se pueden manejar y manipular los resultados electorales" Advirtió que podría haber impugnaciones "muy serias" después de las elecciones, que "no serán fáciles de resolver" para los propios órganos electorales, porque "el IFE, con todo lo que hemos visto, está por los suelos" Otras encuestas publicadas a nivel nacional dan al PAN 40 por ciento de la preferencia electoral en el estado, seguido por el PRD, con 305 por ciento, y el PRI, con 27 por ciento Este domingo, los morelenses acudirán a las urnas para elegir, además gobernador, 33 presidentes municipales y 30 legisladores del Congreso del estado, a la par de las elecciones federales para la Presidencia de la República y renovar el Congreso de la Unión A juzgar por el comportamiento electoral de los comparativos oficiales de votación de 1991 a 2003 y del ambiente político que prevalece en vísperas de la elección, cualquiera de los tres principales candidatos (PAN, PRI o PRD) tiene posibilidades de ganar la elección, aunque con un margen de error muy reducido Según cifras del Instituto Federal Electoral (IFE), en las elecciones para diputados federales de 1991, el PRI conquistó 64% del padrón nominal electoral, mientras que el PRD llegó a 12 por ciento y el PAN sólo al siete En las elecciones federales de 1994 el PRI seguía al frente; pero cayó tres puntos porcentuales, mientras que el PAN registró un repunte de 17 por ciento y el PRD, de 4, para colocarse en 61%, 20 y 16 por ciento, respectivamente Fue hasta 2000 cuando el PAN, con el triunfo del presidente Vicente Fox, alcanzó un histórico 44 por ciento de la lista nominal de lectores, seguido del PRI, con 30%; y del PRD, con 20 puntos porcentuales de la votación El candidato del PAN, Sergio Estrada Cajigal, ganó la elección con 547 por ciento del voto electoral, seguido de Juan Salgado Brito, del PRI, con 272 por ciento, y 127 por ciento de la Alianza por Morelos, que encabezó el PRD Sin embargo, tres años más tarde, en 2003, el PAN apenas logró 29 por ciento, seguido muy de cerca por el PRI, con 28 por ciento, y en tercer lugar el PRD, con 20 por ciento A pesar de las cifras, en 2006 cada uno de los candidatos se adjudica adelantadamente el triunfo en las encuestas difundidas por sus equipos de campaña Factores internos y externos del propio proceso electoral nacional, podrían incidir en los resultados finales de la votación e inclinar la balanza en favor del panista Marco Adame Castillo, del perredista Fernando Martínez Cué o de la priista Maricela Sánchez Cortés El perredista Martínez Cué realizó una campaña gris y de bajo perfil; el panista Adame Castillo pasó de ser un desconocido a encabezar las preferencias electorales ?inició con 6 puntos porcentuales y cerró con 40%--; mientras que la priista Maricela Sánchez no logró remontar el segundo lugar de las intenciones del voto, debido a las pugnas internas que prácticamente desintegraron al PRI, pese a los préstamos bancarios que gestionó y repartió zonas rurales como presidenta estatal del partido Sin embargo, el mayor enemigo de los próximos comicios es el abstencionismo, que en Morelos históricamente ha sido superior al 50 por ciento y cuyos electores han manifestado una participación impredecible, como ocurrió en el 2000, cuando el "efecto Fox" dio el triunfo al candidato del PAN, partido prácticamente inexistente entonces y que hoy gobierna Sergio Estrada Cajigal Ramírez, en medio de severas críticas por su mal desempeño "Para este dos de julio veo una participación de por lo menos 60 por ciento del padrón nominal electoral, que es de un millón 175 mil 545 ciudadanos", señala Oscar Granat Herrera, consejero presidente del Instituto Estatal Electoral (IEE) El funcionario dice que a diferencia de los que pasa en el Estado de México, donde el abstencionismo es un problema muy serio, en esta entidad la gente es mucho más participativa "desearíamos 100 del padrón en las urnas, pero como sea, lo que si tendremos será una elección cerrada", advierte

Comentarios