Disección de la debacle

miércoles, 5 de julio de 2006
Mérida, Yuc , 4 de julio (apro)- Un partido en pedazos, sin autoridad moral y sin un lugar en la sociedad, es la triste realidad del PRI luego de las pasadas elecciones en las que, en unas cuantas horas, el otrora poderoso partido pasó a ser la tercera fuerza política del país, reflexiona la senadora y expresidenta nacional priista, Dulce María Sauri En sus oficinas de Mérida, la exgobernadora interina, considerada, al igual que el senador Manuel Bartlett Díaz como los militantes "incómodos" para quienes dirigen al PRI, admite estar "triste y decepcionada" por los resultados electorales del pasado 2 de julio Una a una, revisa las causas de la estrepitosa derrota del Revolucionario Institucional; sostiene que luego de las victorias estatales que obtuvo el PRI en el 2002 que se consolidaron con 17 gubernaturas en el 2004, "el partido extravió el camino", y la razón de esto, afirma, es porque el entonces presidente nacional Roberto Madrazo Pintado, utilizó la estructura del partido para apuntalar su campaña política para ganar la candidatura presidencial "Es una vergüenza que en los estados con mayor votación como Veracruz, el Estado de México y el Distrito Federal, no solamente nos quedamos sin senadores de mayoría, sino que pasamos a ser la tercera fuerza política", reprocha En el 2003 ?agrega-- aun cuando ya no tenían la Presidencia, el PRI ganó 224 diputaciones y 167 distritos de mayoría Ahora, apenas y logró alcanzar 62 demarcaciones "No cabe duda que la debacle del PRI viene cuando Roberto Madrazo decide usar al partido como su plataforma política para impulsar su candidatura a la Presidencia", insiste Sin embargo, admite que se le permitió a Madrazo actuar como quiso por varias razones: Por temor, convencimiento y conveniencia "Fue así como el viejo PRI autoritario se manifestó al imponerse una candidatura como la de Madrazo", agrega "No se entendió el mensaje que la única manera de ganar la Presidencia era que la sociedad percibiera un PRI diferente, transformado y que ofreciera cosas diferentes No entendieron que con Madrazo no ganamos, pero sin Madrazo tampoco "Contrario a eso se impulsó un proceso interno de selección de candidato poco creíble, se enfrentó a los maestros que apoyaron mucho al partido en el 2003 y, para colmo, se atacó con escándalos como el del exgobernador Arturo Montiel y el de Puebla, Mario Marín", agrega Hoy el saldo es "17 pedacitos de PRI, que son los estados donde aún gobernamos, y que hoy se requiere de acciones congruentes y responsables para restaurar al partido a partir de esta dolorosa derrota "Hoy con estos resultados vemos a un partido que se quedó en la indefinición, en el que la gente ha perdido la confianza en sus dirigentes, por lo que ahora la reconstrucción será más tortuosa y difícil", dice En términos futbolísticos, diríamos que "empezamos a jugar por el descenso", subraya Sauri Riancho, quien dirigía al PRI en el 2000, cuando Francisco Labastida fue derrotado por Vicente Fox, advierte que en caso de que el PRI no logre tener, al menos, 32 senadores, perderá el derecho de presidir la Junta de Coordinación Política de la Cámara alta, lo cual será muy vergonzoso porque significará que empezará a formar parte del resto de partidos minoritarios del país La legisladora presidenta de la Comisión Asia Pacífico del Senado, dice que "con las reservas menguadas" como quedó el PRI, debe impulsarse un proceso de reconstrucción sin revanchismos y con mucha madurez, en el cual los gobernadores que aún militan en ese partido, deben asumir un liderazgo para encabezar esa difícil tarea Aunque muy pocos en el partido tienen la "calidad moral y liderazgo" que se requiere para este proceso, Sauri Riancho sugiere que puede ser Beatriz Paredes Rangel la mujer que asuma esa responsabilidad en los próximos meses Por último, al referirse al nuevo gobierno federal, expone que sin importar el partido del que surja, "será ineludible empezar con el proceso de transición que requiere el país", ya que Fox sólo continuó con un modelo que ha demostrado que está agotado "Quien sea el próximo presidente deberá llamar a un proceso de conciliación nacional e incorporar a los mejores hombres y mujeres para los diferentes cargos, así como iniciar, cuanto antes, con el análisis de la agenda de la organización política que requiere el país", advierte Sobre las elecciones estatales del próximo año ?mayo del 2007--, Dulce María Sauri sentencia que sólo se podrá enfrentar al PAN en una alianza de todas las fuerzas políticas locales Y los analistas políticos locales ya sostienen que la senadora yucateca sería la única que podría lograr ese acuerdo

Comentarios