Se distancia equipo de Calderón del gobierno de Fox

viernes, 11 de agosto de 2006
* Política exterior distinta, anuncia Arturo Sarukhán, asesor del panista * Migración dejaría de ser factor determinante en la relación con EU, apunta * Inquieta que el michoacano gobierne bajo la sombra de ilegitimidad, admite Washington, 10 de agosto (apro) - Arturo Sarukhán, asesor de asuntos internacionales del candidato presidencial panista Felipe Calderón, indicó que si su candidato es declarado presidente electo, éste manejaría al país de una forma distinta a como lo hizo y lo está haciendo Vicente Fox, por lo menos en materia de relaciones exteriores, y en particular frente a Estados Unidos "El tema migratorio no será el factor determinante en la relación bilateral", anticipó Sarukhán durante una reunión con periodistas en el Club Nacional de Prensa de Washington, luego de ser cuestionado sobre cómo Calderón Hinojosa manejaría la relación con el gobierno estadunidense, en caso de ganar la Presidencia de México Sarukhán, a quien en algunos círculos políticos en México se le mira como un posible secretario de Relaciones Exteriores en una Presidencia a manos de Calderón, dijo además que la relación con Washington se abordará de una manera pragmática en la discusión de asuntos que políticamente sean importantes para los dos países El asesor de asuntos internacionales del panista concluyó una visita de dos días a Washington para hacer contactos e informar a funcionarios del gobierno estadunidense, del sector académico, del Poder Legislativo, a empresarios y a la prensa, sobre la situación política que se vive en México respecto del recuento de los votos emitidos el 2 de julio en 149 distritos de 26 estados del país, ordenado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) "Vine a transmitir cómo vamos en el proceso, y explicar las razones por las que no tiene sentido, en la leyes electorales del país, un recuento total de los votos", declaró Sarukhán, quien aventuró que en caso de que Calderón sea declarado por el TEPJF como el próximo presidente de México, entre octubre y noviembre de este año realizaría una visita a Estados Unidos y Canadá A diferencia de la gestión de Fox, un eventual gobierno de Calderón tendería puentes con los diferentes sectores políticos, sociales y empresariales del país, evitando imponer agendas o ideas partidistas "Un gobierno todo azul (panista) significaría ignorar el mandato de las urnas", recalcó Sarukhán en una reunión con corresponsales de medios mexicanos acreditados en Washington, posterior a su conferencia de prensa Sobre su agenda de visita a Washington, Sarukhán informó que se reunió con Bill Jackson, jefe de la oficina de personal de Kart Rove, el poderoso asesor político del presidente George Bush y gurú de las campañas proselitistas del Partido Republicano; con Tom Shannon, subsecretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental; con el exembajador en México, Jim Jones; con Dan Fisk, miembro del equipo del Shannon; Roger Noriega, exsubsecretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental; con representantes de varias empresas, entre ellas General Motors, con representantes de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, con comentaristas y presentadores de programas noticiosos de las cadenas de televisión ABC, NBC y Fox News, con varios mexicanólogos y con algunos representantes de los medios de comunicación más importantes de la Unión Americana, como The Wall Street Journal En los encuentros, Sarukhán indicó que simplemente se dedicó a explicar el proceso electoral de México y las acciones jurídicas que validan el recuento parcial de votos que ordenó el TEPJF Indicó también que percibió cierta ansiedad en sus interlocutores, "que están inquietos" sobre la manera en que gobernaría Calderón con la sombra de ilegitimidad y crisis de gobernabilidad, aunada a las acciones de resistencia civil que encabeza Andrés Manuel López Obrador