Tendrá Calderón poco margen para cumplir sus promesas: Mario Di Costanzo

miércoles, 27 de septiembre de 2006
* Está comprometido el 90% del presupuesto para 2007, señala México, D F, 26 de septiembre (apro)- Con un presupuesto público para 2007 comprometido en un 90%, Felipe Calderón tendrá poco margen para cumplir su promesas de campaña Además, con la obligación de operar con un déficit cero ?que le impone la nueva Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria--, los precios petroleros a la baja y una anunciada desaceleración de la economía estadunidense, el nuevo presidente tendría que recortar el gasto productivo o el social, o bien aplicar una fuerte reducción del gasto corriente, como lo planteaba Andrés Manuel López Obrador Así lo afirma el consultor financiero y asesor parlamentario Mario di Costanzo, economista del ITAM, quien agrega que, de acuerdo con los criterior de política económica para el próximo año, entregados por la Secretaría de Hacienda en abril pasado al Congreso de la Unión, se obtendrán ingresos por 2 billones 36 mil millones de pesos y, de acuerdo con dicha ley, el gasto neto total del gobierno no podrá excederse de esa cantidad, a menos que hubiera situaciones de excepción A dicha restricción, el nuevo gobierno debe sumar compromisos de gasto ineludibles, como las participaciones federales, el gasto del Ramo 33, los intereses de la deuda y las aportaciones de seguridad social Esos gastos obligatorios, que ascienden a 1 billón 35 mil 714 millones de pesos, consumirán cerca del 511% del gasto total del gobierno Tan sólo el pago de intereses de la deuda pública será de 271 mil millones de pesos, el mayor gasto por ese concepto en la historia económica reciente, según Di Costanzo Otros compromisos de gasto, también obligados, son las erogaciones destinadas a los organismos del sector energético y la Secretaría de Agricultura, que deberán contar el próximo año con un presupuesto similar al de este año, en términos reales Es decir, a ello se destinarán 326 mil 294 millones de pesos, equivalentes al 161% del gasto total Finalmente, en el análisis del especialista, el gobierno deberá enfrentar gastos sociales igualmente ineludibles que, como en el caso anterior, deberán ser en términos reales iguales a los destinados este año Es el caso de los presupuestos para el IMSS, el ISSSTE, las secretarías de Salud y de Educación Pública En conjunto, éste grupo absorberá el 228% del presupuesto total Así, entonces, el 90% del presupuesto para el próximo año ya está comprometido Con el 10% restante ?203 mil 356 millones de pesos-- se deberá hacer frente al gasto de las demás secretarías de Estado y otras dependencias públicas Pero, además, el gasto para estas dependencias no podrá ser inferior a los 106 mil 150 millones de pesos que se destinaron este año En suma, dice Di Costanzo, el gobierno de Calderón contará con un gasto reasignable de apenas 97 mil 206 millones de pesos, con los que difícilmente podrá cumplir sus promesas de gasto social que anunció en campaña La única opción que tiene, afirma, es aplicar un programa de austeridad como el que proponía López Obrador, o bien negociar con el Congreso un déficit de entre 05% y 1%, para poder contar con unos 60,000 millones de pesos más

Comentarios