Condenan periodistas de Oaxaca asesinato de tres empleados de El Imparcial del Istmo

jueves, 11 de octubre de 2007
Oaxaca, Oax , 10 de octubre (apro)- La Asociación de Periodistas de Oaxaca (APO) condenó el asesinato de tres trabajadores del periódico El Imparcial del Istmo; y denunció que "la libertad de expresión es cada vez menos posible en Oaxaca" En una carta dirigida al secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, y al gobernador Ulises Ruiz Ortiz, la APO manifestó su "más amplia solidaridad con el gremio periodístico del Istmo de Tehuantepec y de todas las demás regiones donde se trabaja en condiciones adversas" En el texto firmado por los dirigentes de la Asociación de Periodistas de Oaxaca, Mario Robles, José Hernández y Víctor Zárate, la APO consideró que las agresiones a periodistas "se inscriben en el marco de la impunidad existente en el estado y a la falta de garantías que se hay en el país para ejercer libremente esta profesión" No es extraño, agregó la Asociación, que Reporteros Sin Fronteras y la Sociedad Interamericana de Prensa ubiquen a México como el país más peligroso del continente para quienes ejercen el trabajo periodístico, principalmente en los estados de la República "Lo preocupante del caso es que la mayoría sigue impune", lamentó La APO exigió a la Fiscalía para la Atención de Delitos cometidos contra Periodistas, dependiente de la Procuraduría General de la República, que agilice las investigaciones de los atentados en Oaxaca, ya que ninguno ha sido esclarecido En la carta con copia a organismos nacionales e internaciones, la APO resaltó que los periodistas viven en peligro constante, sobre todo los que desarrollan sus actividades en las regiones, como el Istmo El pasado 8 de octubre un comando asesinó a tres empleados del diario El Imparcial del Istmo, en la carretera federal 185, entre Tehuantepec y Salina Cruz Sin embargo, no han sido los únicos atentados contra periodistas de la región "En el presente año se han incrementado los ataques a periodistas en la entidad debido a la presencia del crimen organizado, particularmente en el Istmo de Tehuantepec donde han cometido secuestros, levantones y ataques a plena luz del día" La situación ha llegado a una situación extrema, al grado de que en días pasados, la planta de reporteros de El Imparcial? renunció en masa, después de meses de recibir amenazas tanto de los grupos delincuenciales como de la misma subprocuradora regional del Istmo, Carmen Chiñas Vásquez, y de algunos agentes ministeriales de la Procuraduría de General de Justicia del estado, según consignó el propio periódico en su edición de este miércoles De acuerdo con el diario, continúa en la impunidad el ataque contra el periodista Alberto Fernández Portilla, el pasado 5 de agosto, cuando fue baleado por un sujeto no identificado en Salina Cruz Fernández Portilla, director del Semanario del Istmo y productor del noticiero BBM Noticias, en la emisora XEKZ, en Tehuantepec, recibió tres impactos de bala que pusieron en riesgo su vida Así mismo, no han sido esclarecidas las amenazas anónimas contra el corresponsal del diario Noticias y del periódico La Jornada, Edwin Meneses Santiago; del reportero Daniel Pérez Espinosa; Nadia Altamirano, de El Imparcial de Oaxaca; y Patricia Norma Esperanza Jiménez, de Radio Universidad Tampoco se ha esclarecido el asesinato del periodista Raúl Marcial Pérez, ocurrido en Juxtlahuaca en diciembre del año pasado, ni el del reportero de El Tiempo de Oaxaca, Misael Santos Sarmiento, registrado en junio A estas agresiones se suman los casos de los periodistas Juan Antonio Illescas (diario Rotativo y 897 de FM); Tomás Martínez (Noticias); Jorge Pérez (El Tiempo), Luis Fernando Pacheco (El Imparcial) y Othón García Díaz (Rotativo), quienes fueron amenazados por el entonces, director de Seguridad Pública, José Manuel Vera Salinas De igual forma sigue pendiente, el esclarecimiento del atentado contra el comunicador Benjamín Fernández, de radio Loma Bonita, quien el 6 de noviembre de 2005 recibió siete disparos En este caso, a pesar de que los autores intelectuales fueron denunciados por el periodista, no han sido llamados a declarar porque se trata de "distinguidos compadres de prominentes políticos de la Cuenca del Papaloapan", denunció el diario

Comentarios