Distienden panistas conflicto con Humberto Moreira

martes, 23 de octubre de 2007
* Atrás quedaron los señalamientos de vínculos con el narco (Proceso 1614) Saltillo, Coah , 22 de octubre (apro)- Las descalificaciones entre el gobernador Humberto Moreira Valdés y diferentes personajes del blanquiazul, a los que incluso acusó de tener vínculos con el narcotráfico, se distendió por completo este fin de semana después que el senador Guillermo Anaya Llamas, el principal aludido, admitió estar abierto al diálogo y a limar asperezas El pasado 15 de octubre, Humberto Moreira presentó su segundo informe de gobierno Distanciados desde una semana atrás, un grupo de diputados locales panistas abandonó el recinto legislativo y protestó por el "autoritarismo" del gobernador Este por su lado, en diversas intervenciones, denunció que los del blanquiazul quisieron negociar un carpetazo a las investigaciones de exalcaldes emanados del PAN, a cambio de no presionarlo en su Informe Los exalcaldes aludidos fueron los actuales senadores Guillermo Anaya Llamas, de Torreón, y Ernesto Saro Boardman, de Ramos Arizpe, así como el secretario general del PAN en la entidad, Mario Dávila, de Ciudad Frontera, quienes enfrentan diferentes procesos de investigación en el Congreso Además, Moreira Valdés acusó que los panistas "se las dan de muy santones pero están hasta las chanclas en el narcotráfico" y, ante la insistencia de la prensa, remitió a un reportaje de Proceso (1614), donde se aludía el vínculo familiar de Anaya Llamas con Adolfo Villarreal Barragán, su cuñado, operador del cártel del Pacífico en La Laguna Ahí mismo, Moreira fue increpado por los reporteros sobre su seguridad, y dijo que responsabilizaba de ésta a Guillermo Anaya, Ernesto Saro, Manuel Espino y Felipe Calderón Entre otros adjetivos, Moreira calificó a los panistas de "rateros, canguros, corrientes, vulgares, burdos y pandilleros" Y por la noche de ese día viajó a Washington, a cumplir con una agenda de actividades en el Washington Center, sin volver a dar declaraciones el resto de la semana A pesar de un supuesto acuerdo entre la cúpula blanquiazul para enfrentar la embestida del mandatario coahuilense, el martes por la mañana el alcalde panista de Torreón, José Ángel Pérez Hernández, se dijo "contento" del Informe de Moreira Mientras los diputados Silvia Garza y César Martínez se desligaron de un desplegado de condena a Humberto Moreira, donde sí aparecían sus similares locales y federales del PAN Así mismo, José Jacinto Pacheco, coordinador de los panistas en el Congreso local, dejó a un lado las imputaciones de persecución contra panistas, denunciadas por Anaya Llamas, argumentando que el problema surgió por la falta de consenso en la presidencia de la mesa directiva Finalmente Guillermo Anaya, el principal aludido, comentó el domingo al periódico Vanguardia de Saltillo: "Coincidimos en que cada uno desde su posición o partido político debe trabajar por todos los municipios de Coahuila, dejando a un lado las diferencias para que en las muchas coincidencias que tengamos podamos sacar provecho para el estado" La encerrona Finalmente, esta tarde el senador Ernesto Saro Boardman se reunió con el secretario de Gobierno, Homero Ramos Gloria, en un acto que se interpretó como de reconciliación Luego de la encerrona, realizada en un restaurante de Monterrey, Saro Boardman expresó que se había reestablecido la comunicación perdida y abierto canales de participación conjunta "para bien del estado", aunque descartó que por el momento vaya a frenar la demanda civil que anunció interpondría contra Humberto Moreira En entrevista con Apro momentos después del encuentro, Saro admitió que hace una década un camión de carga perteneciente a Transportes Ramos Arizpe, compañía de la que es accionista, fue detenido con 140 kilos de mariguana en la autopista Monterrey-Reynosa "Lo hice público en su momento, como lo aclaro ahora: era un camión de carga que fue contratado para llevar un flete a Reynosa, Tamaulipas Transportaba unos rodillos de imprenta en cuyo interior se encontraba la droga, pero tanto la empresa como el chofer y el camión fueron liberados porque no hubo responsabilidad" "Cuando fui alcalde la primera vez (1996-1999) me lo sacaron, averiguaron los medios de comunicación y nunca hubo nada, estuvo detenido el chofer y se liberó porque se demostró que no teníamos responsabilidad como empresa", alegó Según Saro Boardman, Transportes Ramos Arizpe es una empresa en la que participa como accionista minoritario, y es la única en la que mantiene acciones, pues desde hace años abandonó sus actividades industriales, y la última factoría, de producción de plásticos, fue vendida hace un par de meses

Comentarios