El conflicto en Oaxaca resurgira con más fuerza, afirma el escritor Leonardo da Sandra

sábado, 27 de octubre de 2007
Oaxaca, Oax , 26 de octubre (apro)- "Todo político que llega como un animal depredador a meter miedo y gobernar desde el temor, la soberbia y la necedad, genera un cóctel explosivo que tarde o temprano va a estallar", afirmó el escritor y filósofo Leonardo da Sandra Poco antes de presentar, en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, su más reciente libro "Bajo un sol herido", dijo que lo conveniente es "gobernar desde el amor y la inteligencia, no desde el temor y la estupidez" Sin embargo, agregó, debido a que en México y, particularmente, en Oaxaca "vivimos una política de desecho que se necesita derrocar", se optó por la segunda opción; es decir, "imponer el temor con la represión y eso significa el acabose" Al referirse al conflicto social que aún persiste en Oaxaca, Da Sandra afirmó que "va a resurgir de una manera más contundente", y advirtió que "tarde o temprano vendrá el ajuste de cuentas inevitablemente" Dijo que "todo tirano que atenta contra su pueblo no sólo termina desapareciendo, como los dictadores Adolfo Hitler, Benito Mussolini, Francisco Franco y Augusto Pinochet, sino juzgados por la historia y la justicia internacional" Añadió: "No hay nada más efímero que un gobierno represivo y eso no lo aprenden los políticos", y citó una frase del filósofo español Baltasar Gracian, que dice: "Pobre del político que cae en desgracia porque ni sus enemigos le temen ni sus aliados lo respetan" Sostuvo que si el exgobernador José Murat está en la "orfandad política, qué le espera a Ulises Ruiz Ortiz y a su familia, por la memoria histórica que deja, lo que le van a cobrar en este sexenio o en el próximo, pero no se va a ir impune" Para el autor del libro "La hispanidad fiesta y rito" o novelas como su trilogía "Entrecruzamientos, Samahua y Huatulqueños", el conflicto en el estado no ha terminado, "y quien lo interprete así o considere que Oaxaca está mejor que nunca, tiene una actitud ciega y necia" El filósofo, de 56 años de edad, originario de Chiapas y radicado en Oaxaca, sostuvo que "es obvio que la herida está ahí y si no se cura, va a supurar Es como un volcán que va a terminar en erupción" Dijo, además, que "los conflictos van a permanecer mientras no se mantenga una autonomía desde una perspectiva de verdadero federalismo, La verdad es que se sigue un modelo totalmente centralista Los problemas se deben solucionar desde la raíz, y aquí el daño está hecho; entonces, tarde o temprano, van a emerger" Añadió: "Esta miopía va a costar sangre, inevitablemente, porque el error parte desde el momento en que la democracia es unidireccional; creer que sólo la visión de los que tienen el poder económico y político es la que cuenta"

Comentarios