Necesario, construir urbes donde se garantice el ejercicio de las libertades: ONG's

viernes, 5 de octubre de 2007
Presentan el libro Ciudades para convivir: sin violencias hacia las mujeres Monterrey, N L, 4 de octubre (apro-cimac)- La forma como se concibe el desarrollo urbano y la falta de infraestructura y de servicios, es una condicionante de la violencia que se ejerce contra las mujeres en las ciudades, por lo que es necesario construir urbes donde se garantice el ejercicio de las libertades y los derechos de una forma incluyente Así lo manifestaron representantes de Unifem y ONU-Hábitat, al presentar el libro Ciudades para convivir: sin violencias hacia las mujeres, editado por Ana Falú y Olga Segovia, quienes realizaron una compilación de la experiencia aplicada en localidades de América Latina De acuerdo con las expertas, las ciudades latinas requieren de propuestas innovadoras de urbanismo, de modo que el desarrollo y la seguridad no se ubiquen sólo en cuestiones de protección de bienes, sino en el ejercicio de los derechos y libertades ciudadanas, con una perspectiva de género La presentación del libro estuvo a cargo de Olga Segovia, coordinadora del Programa Regional Ciudades Seguras: Violencia contra las Mujeres y Políticas Públicas, de Unifem, en Chile Segovia participó en la Conferencia Internacional sobre el Estado de la Seguridad en las Ciudades del Mundo que, a su vez, se realiza en el Forum Universal de las Culturas Monterrey 2007 Segovia dijo que la violencia urbana, vista desde una perspectiva de género, arroja nuevas interrogantes y propone otras estrategias para combatirla, de tal forma que la subordinación, los abusos y el maltrato contra las mujeres, pueda ser atacado también desde el espacio público "Cuando decimos que existe violencia contra las mujeres en las ciudades, nos referimos a cómo se concibe el espacio urbano; al uso del suelo y a la falta de servicios públicos, por lo que proponemos fortalecer los programas de reducción de la violencia con base en un desarrollo incluyente de los géneros", puntualizó El libro es el resultado de los trabajos del seminario internacional "Ciudades sin violencia para las mujeres; ciudades seguras para todas y todos", realizado el año pasado en Santiago de Chile, en el cual se exponen las experiencias de las ciudades de Bogotá, Santiago y Rosario, donde se han aplicado programas dirigidos a la transformación de los espacios públicos para las mujeres y el desarrollo de localidades de convivencia equitativa Segovia dijo que, en una segunda etapa, se trabajará con algunas ciudades de Guatemala y El Salvador, y se buscará un acercamiento con el Distrito Federal, México Por su parte, Celia Aguilar Setien, de UNIFEM-México, consideró que se debe involucrar en mayor medida a las organizaciones de mujeres, con el fin de impulsar en este país el programa de "Ciudades Seguras", pues "no es casual que los espacios públicos sean un reflejo de la violencia que se ejerce en los hogares y de la desigualdad que existe en la sociedad" Consideró que se debe apostar a ciudades más democráticas, ya que, dijo, la violencia es un obstáculo estructural que impide el desarrollo "Cuando decimos que existe violencia contra las mujeres en las ciudades, no sólo nos referimos a los delitos tradicionales que dificultan la vida cotidiana, como robos, asaltos, violaciones; también estamos aludiendo a fenómenos vinculados a la forma como se concibe el desarrollo urbano", señaló "Todos son factores que, de una u otra manera, inciden en los grados y modalidades de las manifestaciones de la violencia efectiva o simbólica hacia las mujeres", establece Ana Falú en el prólogo de la publicación, que está desde hoy disponible en Internet, a través de la página de Unifem

Comentarios