Colima: Propone diputada retirar del código civil palabras peyorativas

martes, 13 de febrero de 2007
Colima, Col , 12 de febrero (apro)- Por considerar que son calificativos discriminatorios contra las personas con discapacidad, la diputada local Imelda Lino Peregrina propuso eliminar del Código Civil del estado los términos "idiotismo", "imbecilidad" y "locura", que actualmente forman parte de los impedimentos para contraer matrimonio y para contar con capacidad natural y legal A través de una iniciativa de reformas presentada ante el Congreso local, la legisladora priista se pronunció por modificar la fracción IX del artículo 156 del Código Civil, que se refiere a "el idiotismo y la imbecilidad" como obstáculos para casarse, y planteó sustituir este impedimento así: "Padecer alguno de los contrayentes discapacidad intelectual, aunque pudiera tener momentos de lucidez" Así también, en relación con la fracción II del artículo 450 del mismo código, que hasta ahora ha establecido entre quienes tienen incapacidad natural y legal a "los mayores de edad privados de inteligencia por locura, idiotismo o imbecilidad, aun cuando tengan intervalos lúcidos", Imelda Lino pidió sustituir ese texto por el siguiente: "Quienes teniendo la mayoría de edad y que por razón de alguna enfermedad reversible o irreversible de carácter físico, motriz, de lenguaje, auditiva, visual y mental o varias de ellas a la vez, no puedan conducirse por sí para contraer obligaciones o para manifestar su voluntad por cualquiera de las formas por las que ésta pudiera ser manifestada" Lino Peregrina, quien al interior de la legislatura es secretaria de la Comisión de Salud, Asistencia Social, y Protección a la Niñez, Juventud, Adultos Mayores y Discapacidad, argumentó que a pesar del gran numero de personas con discapacidad en México ?casi 18 millones, según el censo de Población y Vivienda del año 2000--, no existe cultura sobre ella En el caso de Colima, donde según los datos del mismo censo hay 13,022 personas con discapacidad Imelda Lino señaló que este sector sufre del olvido de las autoridades que permiten que en el marco jurídico de la entidad existan palabras peyorativa para dirigirse a estas personas, llamándolas "idiotas" o "imbéciles" Estas palabras, añadió, "por sí solas afectan el autoestima de este grupo vulnerable, que ya de por sí tiene que sobrellevar la pesada carga de la discapacidad, así como el rechazo familiar y social, y que deben soportar, además, que el marco jurídico acentúe su discapacidad, usando los calificativos que por su naturaleza pueden ser considerados como discriminatorios, afectando consecuentemente la integridad moral de las personas con discapacidad" A juicio de la diputada priista, el uso de estos términos en el marco jurídico estatal contraviene la garantía de los gobernados a no ser discriminados, la cual está tutelada en el artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos Indicó que no se puede discriminar a una persona con discapacidad intelectual por el simple hecho de tenerla, pues si bien es cierto que un sujeto con discapacidad puede presentar limitaciones en determinadas áreas, también lo es que pueda tener habilidades superiores en otras Lino puntualizó que los argumentos anteriores reafirman la necesidad de reformar el Código Civil en ese sentido, pues "a este grupo vulnerable se le debe preservar su autoestima, y darle un trato de ser humano, con derechos y obligaciones, pero también con anhelos y sueños, para que se les considere como parte integrante de la sociedad, y que tengan las mismas oportunidades de las personas llamadas ?normales?"

Comentarios