Exigen obispos de Chiapas menos publicidad y más efectividad contra la violencia en el país

viernes, 9 de febrero de 2007
Tuxtla Gutiérrez, Chis , 8 de febrero (apro)- Los cuatro obispos de la entidad manifestaron hoy su preocupación por la oleada de violencia que recorre al país, y por ello demandaron a los gobiernos de los tres niveles "más efectividad y menos publicidad" Rogelio Cabrera López, arzobispo de Tuxta; Leopoldo González, de la diócesis de Tapachula, Felipe Arizmendi, de San Cristóbal, y su obispo auxiliar, Enrique Díaz, analizaron la situación política y social, local y nacional, sobre la que deberán echar a andar su plan de acción pastoral Los obispos destacaron que uno de los graves problemas es la migración, no sólo de indocumentados que pasan por Chiapas para llegar a Estados Unidos, sino de chiapanecos que también se van y dejan a sus familias y tierras La pobreza y la marginación, dijeron, es uno de los graves problemas, por lo que urgieron al gobierno de Chiapas y al de Felipe Calderón, medidas más eficaces para menguar los efectos de este fenómeno También se asumieron preocupados por la violencia que sigue dejando muerte y desolación en muchas familias mexicanas del centro y norte del país Cabe señalar que este jueves se reportó que al menos tres indocumentados mexicanos murieron --y dos más resultaron heridos-- después que hombres armados detuvieran una camioneta que transportaba a los inmigrantes y dispararan contra sus ocupantes Cabrera López recordó que el presidente Felipe Calderón fue muy claro cuando advirtió que si le entraba al asunto de "meter al orden" a la delincuencia organizada, sobre todo al narcotráfico, ello traería consecuencias muy graves para la autoridad "Resolver este tema supone la conciencia de los ciudadanos; la solución será más grave porque el problema de por sí ya era muy grave Sólo que ahora se está evidenciando la gravedad del problema en todo el país Sólo que queremos que gente inocente no sufra las consecuencias de violencia", dijo Cabrera López Al referirse a la ejecución de policías y empleados administrativos en Guerrero, el arzobispo dijo que "cuando se pone orden en una casa, ocurren estas cosas" Pidió al gobierno "revisar las estrategias, porque puede ser que más que efectividad, podría haber más publicidad en los operativos Esto es muy complicado, así los vemos nosotros" Señaló: "Hay lugares riesgosos, ojalá y no tengamos problemas más duros para la población; lamentamos lo que ocurrió en Guerrero y que no se repita esto"

Comentarios