Desolador, el futuro para las comunidades indígenas: Samuel Ruiz

miércoles, 14 de marzo de 2007
Puebla, Pue , 13 de marzo (apro)- La "complementariedad" es la única alternativa al escenario homogéneo que pretende implantar el modelo económico neoliberal, afirmó el obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, Samuel Ruiz García Durante el foro "Construir futuros en tiempos del miedo; ¿es posible mirar el mañana con esperanza?", organizado por la Universidad Iberoamericana de Puebla, Ruiz advirtió que, debido a las circunstancias actuales, es desolador el futuro para las comunidades indígenas En cambio, añadió, los pueblos prehispánicos se ven obligados a "asimilarse" dentro de una sociedad excluyente: "En todas las latitudes del continente, el indígena está en el piso bajo de la sociedad El sistema, donde se concentra el poder político y económico, opera evidentemente como un despojo, como un crecimiento mucho más fuerte de la población empobrecida y son precisamente los indígenas las víctimas", dijo Ruiz, quien en 2000 fue condecorado por la UNESCO con el premio "Simón Bolívar" Ante la intención del actual modelo social de unificar costumbres y la creciente tendencia de algunos grupos de imponer una sola religión, Ruiz señaló: "La unidad no se va a dar por la conversión de los miembros a una religión determinada, sino por una unidad diferenciada con el mutuo respeto, y, al mismo tiempo, la conciencia clara de la complementariedad" Afirmó: "Es otro tipo de sociedad el que se tiene que construir, no la sociedad globalizante actual, sino la sociedad donde las culturas merezcan el respeto y se reconozca su complementariedad" Añadió: "Una ética de la responsabilidad permitirá un nuevo orden mundial, a partir de encuentros comunes que vinculen los valores de las diferentes sociedades Esto sólo se logra a partir del diálogo en un entorno del respeto mutuo" El prelado evitó tocar temas partidistas, aun cuando los asistentes lo instaron a externar una opinión sobre el conflicto electoral que vivió el país con motivo de las elecciones presidenciales, así como respecto de la militarización de México Luego, ante los reporteros, Ruiz tampoco quiso tocar el tema de los abusos sexuales contra menores de edad que inculpan al cardenal Norberto Rivera Carrera Ante la insistencia, Ruiz García, de 82 años de edad, adujo que se sentía mal de salud, por lo que se negó a dar alguna entrevista Fuentes de la Universidad Iberoamericana reportaron que el prelado estuvo 10 minutos en la enfermería por posibles complicaciones de presión arterial Luego, abandonó las instalaciones jesuitas

Comentarios