"No abusaré del poder": Emilio González, al protestar como gobernador de Jalisco

viernes, 2 de marzo de 2007
Guadalajara, Jal , 1 de marzo (apro)- Emilio González Márquez tomó hoy posesión como gobernador del estado en una ceremonia realizada en el Palacio Legislativo ante los 40 diputados locales, ante quienes dijo que Jalisco es una entidad con grandes posibilidades de desarrollo, pero con grandes injusticias, donde hay pocos que lo tienen todo y muchos que carecen de lo más indispensable En seguida, sin hacer alusión particular alguna, González Márquez añadió en su breve discurso inaugural: "No venimos a robar ni a descansar; no venimos por glorias humanas ni tampoco para abusar del poder Hemos venido a trascender empeñando nuestras vidas en el servicio a los jaliscienses" Durante el período en la gubernatura de Francisco Ramírez Acuña, actual secretario de Gobernación ?los últimos tres meses de su mandato fueron cubiertos por el interino Gerardo Octavio Solís Gómez, su procurador durante más de cinco años y su secretario general de Gobierno--, fue señalado como un gobierno autoritario y su imagen de honestidad no terminó como la mejor Contrario a lo que ocurrió en la toma de posesión de hace seis años cuando acudieron todos los exgobernadores priístas ?salvo Enrique Álvarez del Castillo, quien se encontraba enfermo--, en esta ocasión sólo asistieron Flavio Romero de Velasco (PRI) y Alberto Cárdenas Jiménez (PAN), actual secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnap) Contra lo que se esperaba, el acto de toma de posesión fue tranquilo Minutos antes de las 9 de la mañana, diputados priístas y perredistas que hacían un plantón en el patio central del Congreso del estado ?donde tendría lugar la ceremonia-- para protestar por lo que llamaron "inequitativo reparto de comisiones" legislativas, levantaron sus nueve casas de campaña y se incorporaron de manera normal a la sesión, que empezó con los discursos de los representantes de todos los partidos políticos: PRD-PT, PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza Lo que ocurrió a partir del 1 de febrero pasado, cuando inició la actual Legislatura ?la número 58--, los panistas, que ganaron 19 de 20 distritos, pero que sólo alcanzaron una diputación de representación proporcional para completar apenas el 50% del total, se aliaron con los demás partidos de oposición, con excepción de los 13 legisladores del PRI, para obtener mayoría relativa y así distribuirse las comisiones, aunque, al final, los perredistas se unieron a la protesta, luego de que se anunció una auditoría a la Universidad de Guadalajara Cabe señalar que los legisladores del PRD, que encabeza el expriísta Samuel Romero Valle, tienen vínculos con el exrector y cabeza del Grupo Universidad, Raúl Padilla López a quien menos le conviene que se auditen los dineros públicos que van a dicha institución, pues él mantiene el control de esa casa de estudios desde hace 18 años y es presidente de varios de sus organismos, como la Cátedra Julio Cortázar, la fundación Centro Cultural Universitario, el Festival Internacional de Cine y la Feria Internacional del Libro (FIL), entre otros Polarizados los ánimos legislativos por el caso de las comisiones, el diputado local y presidente estatal del PRI, Javier Galván advirtió en su intervención que no serán una oposición cómoda para el partido mayoritario, el PAN "Desde la oposición no podemos actuar con el simple reflejo de las fobias y los prejuicios, con resentimientos y agravios No podemos ser una oposición que se oponga a todo, actuando con revanchismo y cerrazón Como oposición tenemos certeza en la urgente necesidad de tender puentes, de generar acuerdos y consensos con todas las fuerzas políticas" Sin embargo, Galván condenó "la inexperiencia, la falta de capacidad e inteligencia" de Jorge Salinas, líder de los panistas En tanto, éste dijo, al finalizar con las intervenciones, que van a dialogar "con quien esté dispuesto a construir", con quien "esté dispuesto a dejar el discurso de la vejez; es decir, el discurso que le apuesta a que no haya futuro y quién se concentra en evocar y programar el regreso al pasado" Como primer acto tras su toma de posesión, Emilio González fue a la Colonia Ferrocarril, donde se asientan irregularmente habitantes de varias etnias oaxaqueñas, a los que les prometió mejorar sus condiciones de vida Poco antes se había trasladado al Instituto Cultural Cabañas, donde, a vez, tomó la protesta a los integrantes de su gabinete En el trayecto, manifestantes se atravesaron a su paso, entre otros los que están en contra de la construcción de la presa de Arcediano, defraudados de algunas supuestas cajas de ahorros, y los papás y amigos de Néstor Rodríguez Gómez, el joven cuyo vehículo que fue chocado por la camioneta que conducía Christian Arias de la Torre, hijo del director de Comunicación Social de la Secretaría de Gobernación, Fernando Arias Pérez, cuando conducía en estado de ebriedad En el accidente, Rodríguez Gómez murió instantáneamente A Arias de la Torre nunca se le fincaron cargos Entre otras, había una pancarta contra Carlos Abascal, exsecretario de Gobernación, que decía: "Perro Abascal fascista, mocho desvergonzado Perro fascista Abascal" Abascal y el dirigente del PAN, Manuel Espino, estuvieron en el cambio de poderes, después de asistir a misa de 8 de la mañana y comulgar en la Catedral Metropolitana de Guadalajara

Comentarios