Rango constitucional a derechos indígenas en Yucatán

viernes, 23 de marzo de 2007 · 01:00
Mérida, Yuc , 22 de marzo (apro)- El Congreso local puso fin hoy a un desacato de seis años, pues desde 2001 los legisladores locales se habían negado a elevar a rango constitucional el tema de derechos y cultura indígenas, a pesar que esta población representa 60% de los 18 millones de habitantes En el 2001 el Congreso de la Unión reformó los artículos 1o, 2o, 4o, 18 y 115 de la Carta Magna, y ordenó a los Congresos locales hicieran lo propio en sus Constituciones, pero fue hasta ahora que en Yucatán se cumplió la instrucción Al dar este primer paso, los diputados yucatecos reformaron el artículo 2o, primer párrafo; artículo 28, en su primer párrafo; se adiciona un último párrafo a la fracción I; se reforma la fracción II, se adicionan dos párrafos al inciso a) de la fracción XV, del artículo 30, y se adiciona el artículo 92 bis, todos de la Constitución local La reforma prohíbe la discriminación por raza, origen étnico o nacionalidad, impulsa la conciencia de identidad maya, otorga derechos sociales a través de sus representantes, ordena al Ejecutivo impulsar políticas que eviten la migración de la población indígena, abre los servicios de salud y mecanismos en materia de justicia (como defensores bilingües) Así mismo, se reconoce la libre determinación del pueblo maya, bajo un marco autonómico en armonía con la unidad estatal, acceso al uso y usufructo sustentable de los recursos naturales, flora y fauna; a elegir a sus autoridades, con arreglo a los procedimientos y prácticas tradicionales; los indígenas también adquieren responsabilidad como sujetos de derecho público, y además, la reforma obligará al gobernador a rendir un informe con una síntesis en lengua maya Otros de los puntos es garantizar la educación indígena, basada en los principios de equidad, y obliga a la Secretaría de Educación a consultar a los pueblos indígenas los programas de contenido regional y a promover su desarrollo económico, políticas, medidas y proyectos específicos para promover los productos y servicios; crear programas con base en el desarrollo comunitario, y planes de desarrollo municipal, e instruir a los organismos autónomos para crear mecanismos que incluyan a maya-hablantes Reforma insuficiente Sin embargo, la directora del Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya (Indemaya), Diana Canto Moreno, indicó que esta reforma constitucional resultó incompleta, pues faltó hacer obligatoria la lengua maya en escuelas públicas y privadas; ahondar en la representatividad de indígenas en el Congreso y en municipios; defender la territorialidad que destruyó la reforma al artículo 27 constitucional, y dotar a los mismos de mayor autonomía y de interrelación Uno de los asesores en materia indígena del Indemaya, Feliciano Sánchez Chan, dijo que debido a que no ha habido políticas que defiendan el interés de los pueblos indígenas, en Yucatán la población de maya hablantes disminuyó, pues pasó de 347 que reportó el INEGI en el 2005, a 33% Dijo que sin conocer a fondo la reforma constitucional, al menos se está reconociendo al pueblo maya como entidad que existe y tiene derechos, aunque no es suficiente Al respecto el diputado Mario Peniche, uno de los promotores de esta reforma, señaló que el pueblo maya y sus derechos sólo existían en el discurso, pero que ahora se plasma en una reforma que puede ser perfectible Es más, señaló que con la reforma se está dando el primer paso para luego, en la próxima Legislatura, se elabore una ley de cultura y derechos indígenas mayas, que amplié con claridad los puntos mencionados en la adecuación constitucional Admitió que la reforma puede ser perfectible y que esto sólo se puede presentar en una ley secundaria, e invitó a los organismos sociales y civiles a que se sumen al esfuerzo legislativo

Comentarios