Se acusa a organización priista de acosar a comunidades zapatistas

martes, 17 de abril de 2007
Tuxtla Gutiérrez, Chis , 16 de abril (apro)- En el marco de la Campaña Mundial por la Defensa de las Tierras y los Territorios Indígenas de Chiapas, agrupaciones sociales denunciaron que, con el apoyo del Ejército mexicano, la organización para la Defensa de los Derechos Indígenas y Campesinos (OPDDIC) ha reiniciado "una serie de despojos con el auspicio legaloide de las instituciones agrarias gubernamentales" En una carta dirigida al Tribunal Unitario Agrario 03, con sede en esta ciudad, esas organizaciones se dirigen a la Secretaría de la Reforma Agraria y a la Procuraduría Agraria, y afirman que, en los últimos años, "gradual y paulatinamente se han venido gestionando e incrementando juicios agrarios contra poblaciones indígenas identificadas públicamente como bases de apoyo zapatistas Señalan que uno de los principales promoventes de esos juicios agrarios para el control y despojo de tierras, es la OPDDIC, "muchos de cuyos integrantes, incluidos sus dirigentes, están vinculados con grupos de delincuencia organizada" Según el documento, los miembros de la OPDDIC presentan características paramilitares al asumir "una posición públicamente antizapatista Mandos y jerarquías actúan con el apoyo tácito del Ejército mexicano Son parte integral de una estrategia de contrainsurgencia y están armados" Añaden que esa organización está afiliada al PRI y tiene presencia en los municipios de Ocosingo, Altamirano, Margaritas, Chilón, Tila, Tumbalá, Palenque, Catazajá y Benemérito de las Américas Dicen en la carta las organizaciones prozapatistas que, en los últimos meses, la OPDDIC ha intensificado acciones contra estas poblaciones, que se han traducido en amenazas, hostigamientos, desplazamientos forzosos y detenciones ilegales "Las acciones jurídicas se han convertido en armas adicionales que amenazan con despojar tierras y desalojar con la fuerza pública a las comunidades zapatistas" Explican que la consecuencia de acciones y decisiones indebidas por parte de las instituciones agrarias, ha provocado que poblaciones del territorio indígena del estado lleguen a un "punto crítico", lo que podría derivar en "confrontaciones de consecuencias insospechadas" Según el Centro de Análisis Político e Investigaciones Sociales y Económicas (CAPISE), una serie de delitos se repiten a diario "en forma alarmante" en esos municipios De acuerdo con esas organizaciones, la mayoría de los juicios agrarios presentan "graves irregularidades e inconsistencias", como "alteraciones u omisiones en la documentación de expedientes y tráfico de influencias que contravienen disposiciones legales en materia agraria" Como ejemplo, señalan, hay "flagrantes irregularidades" en los juicios agrarios promovidos por la OPDDIC, como en los casos del ejido Mukulum Bachajón, municipio de Chilón, y ranchería El Nantze, municipio de Altamirano, actualmente en proceso en el Tribunal Unitario Agrario número 3, con sede en Tuxtla Gutiérrez Dicen que ese tribunal y la OPDDIC, con "artilugios legaloides pretenden declarar como existentes las Juntas de Buen Gobierno", y a los zapatistas, que poseen las tierras "recuperadas" desde 1994 y que, al no ser reconocidas por las leyes mexicanas esa figura jurídica, intentan adjudicarse las tierras de los rebeldes Por ello, en el marco de la Campaña Mundial por la Defensa de las Tierras y los Territorios Indígenas de Chiapas, convocada por el EZLN, esas organizaciones sociales advierten que existe el riesgo de una "escalada de violencia"

Comentarios