Después de 15 años, se aclara en Chiapas crimen del periodista Roberto Mancilla

sábado, 21 de abril de 2007
Tuxtla Gutiérrez, Chis , 20 de abril (apro)- Más de 15 años después, la Fiscalía General del estado (FG) declaró esclarecido el asesinato del periodista Roberto Mancilla Herrera, al detener en el Distrito Federal al presunto autor intelectual, el exjefe policíaco Ignacio Flores Montiel Así mismo, en Tonalá, Chiapas, fue detenido uno de los autores materiales del homicidio Wallas Hernández Santos, un "madrina" de la Policía Judicial del estado Salvador Verde Gracián, identificado como uno de los que dispararon al periodista, está detenido desde 1999 por otros asesinatos Actualmente se encuentra en el penal de El Amate En los años setenta Flores Montiel fue colaborador cercano Arturo "El Negro" Durazo Moreno y hasta este viernes era director operativo de la Policía Auxiliar en el Distrito Federal Fue uno de los indiciados por la muerte de dos agentes de la Policía Federal Preventiva (PFP) en Tláhuac, en el 2005 Roberto Mancilla Herrera, era columnista de los diarios locales Cuarto Poder y Diario Popular Es!, además de fungir como director del Foro Cultural Universitario de la Universidad Autónoma de Chiapas y como director de prensa de la delegación de la Secretaría de la Reforma Agraria en el estado Fue acribillado de dos tiros en el rostro la noche del 1 de febrero de 1992 en un fraccionamiento de clase media en esta ciudad, pero las indagatorias, según el fiscal del estado Mariano Herrán Salvatti, fueron "manipuladas" para encubrir a los responsables, quienes estaban incrustadas en las mismas corporaciones policíacas Como resultado de tal manipulación fueron detenidos y encarcelados Vicente Espinosa Pimentel y Esteban Zorrilla Amén, chofer y asistente del entonces rector de la UNAC, Jorge Luis Arias Zebadúa Herrán Salvatti explicó que tanto Verde Durán como Henández Santos eran miembros de un mismo grupo especial conformado por otros agentes judiciales como Ramón Herrera Bautista y Javier Palomeque Matus, quienes, extrañamente, hace algunos años fueron asesinados, después de estar en prisión por otros homicidios Dijo que tanto los ejecutores, como los dos agentes judiciales, formaban parte de un grupo especial que recibía órdenes directas del coordinador general de la policía estatal, Ignacio Flores Montiel Herrán Salvatti reveló que Mancilla Herrera antes morir había dicho a algunos de sus amigos que el gobernador Patrocinio González Garrido lo mandaría a matar porque andaba haciendo unas investigaciones, y aunque no lo dijo, se sabe que trataba de indagar la muerte en serie de homosexuales, a principios de los noventa que aparentemente ligaba a altos funcionarios del gobierno Flores Montiel llegó a Chiapas en 1978, cuando el entonces senador Salomón González Blanco, padre de Patrocinio González Garrido, fue designado gobernador del estado Lo designó como director de seguridad pública Pero el veterano político, exsecetario de programación y presupuesto por muchos sexenios y expresidente de la suprema corte de justicia del nación, dejó el cargo un año después Cuando el hijo de Salomón, Patrocinio González Garrido, llegó vía las urnas como gobernador de Chiapas, éste lo nombró coordinador general de la policía estatal en 1988, el mandatario fue nombrado Secretario de Gobernación por el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, pero el jefe policiaco quedó en el cargo hasta principios de 1994, cuando un gobernador sustituto llegó al cargo en 1994

Comentarios