Exigen activistas esclarecer el homicidio del indígena Aldo Zamora

jueves, 24 de mayo de 2007
México, D F, 23 de mayo (apro)- Organizaciones ambientalistas y defensoras de los derechos humanos hicieron un llamado al presidente Felipe Calderón para que se esclarezca el homicidio del indígena tlahuica Aldo Zamora, y el intento de asesinato de su hermano Misael A una semana del asesinato de Aldo Zamora, su padre, Ildefonso Zamora Baldomero exigió justicia y denunció que las autoridades no han actuado para detener a los talamontes que, el pasado 15 de mayo, mataron a su hijo Aldo e hirieron a su hijo Misael, cuando iban a Santa Lucía, Ocuilan, estado de México "Pido al presidente Calderón y al gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, que se aplique la ley y se detenga a Luis Encarnación, Alejo Encarnación, Fernando Jacinto Medina y Silvestre Jacinto Medina, identificados como los atacantes de mis hijos Aldo y Misael", dijo "¿Tenía que suceder esto para que ahora sí nos hagan caso o van a dejar el asesinato de mi hijo también en la impunidad?", cuestionó Ildefonso Zamora, presidente de bienes comunales de San Juan Atzingo Aldo se suma a la lista de decenas de indígenas y comuneros desaparecidos por defender sus recursos naturales El luchaba junto con su padre Ildefonso contra talamontes que han arrasado más de tres mil hectáreas de bosques del Parque Nacional Lagunas de Zempoala Las organizaciones y campesinos exigieron se garantice la seguridad física de Ildefonso Zamora Baldomero y su familia, así como de los comuneros de San Juan Atzingo Edgar Cortez, secretario ejecutivo de la Red Todos los Derechos para Todos, denunció la colusión de autoridades municipales del estado de México con los talamontes, y lamentó que, a diez años de la tala ilegal, prevalezca la impunidad Los comuneros denunciaron que las autoridades ministeriales de Tenancingo, estado de México, dejaron pasar 24 horas antes de presentarse en el sitio donde fue asesinado Aldo, para recoger evidencia e iniciar la averiguación previa TENA/III/690/2007 Así mismo, dejaron pasar tres días para buscar a los agresores de Aldo y Misael, tiempo suficiente para que escaparan, por lo que la autoridad incumplió lo establecido en el Código de Procedimientos Penales del estado de México

Comentarios