El exgobernador pablo Salzar y un columnista del diario Cuarto Poder se enfrentan verbalmente

martes, 8 de mayo de 2007
Tuxtla Gutiérrez, Chis , 7 de mayo (apro)- El exgobernador chiapaneco Pablo Salazar se enfrentó hoy verbalmente con el abogado y columnista del periódico Cuarto Poder, Roberto Domínguez Cortés quien, "agraviado" durante su administración por la persecución de la que fue víctima, había amenazado que donde lo encontrara le daría de "bofetadas" Alrededor de las 8 de la mañana de hoy, Salazar llegó al parque deportivo Caña Hueca para realizar sus ejercicios al aire libre El sitio es comúnmente frecuentado por políticos, empresarios, servidores públicos y periodistas De acuerdo con Domínguez Cortés, Salazar, quien corría acompañado por sus guardaespaldas, en forma indirecta encaró al periodista, quien hacia lo propio junto con un columnista de otro diario local --Esos son los que me quieren dar mis cachetadas --afirmó Domínguez Cortés que le dijo Salazar --Si, yo soy, hijo de tu? --le reviró Domínguez Cortés Entrevistado vía telefónica, Domínguez Cortés señaló que inmediatamente intervino el que fue secretario de Pesca en el gobierno de Salazar y ahora notario público, David Sol Corzo, para bajar los ánimos entre el exgobernador, que siguió corriendo, y Domínguez Cortés Éste le alcanzó a gritar al exgobernador señalando su playera, donde tenía estampada una caricatura del editor de Cuarto Poder, ya fallecido, Conrado de la Cruz --Tú mataste a Conrado y lo vas a pagar? Luego, un guardaespaldas de Salazar se acercó a Domínguez Cortés y a su amigo, para decirles que se tranquilizaran, por lo que fue encarado por los periodistas Domínguez Cortés dijo que llamó al diario Cuarto Poder para que enviaran a un reportero y a un fotógrafo, cuando vieron que Salazar se subía a su camioneta custodiado por sus guardaespaldas Hoy, en su columna "Hojas libres", Domínguez Cortés se refirió a otro supuesto incidente ocurrido la semana pasada, en el que el exprocurador Eduardo Montoya Liévano encaró y reclamó a Salazar en el aeropuerto de la ciudad de México, cuando se disponían a viajar en el mismo avión a esta ciudad Montoya Liévano fue funcionario en el gobierno de Roberto Albores Guillén (1998-2000) y, durante de la gestión de Salazar (2000-2006), fue llevado 12 veces a prisión por presuntos actos de corrupción Siempre se dijo perseguido político En su colaboración al diario local, Domínguez Cortés escribió sobre la sorpresiva presencia de Pablo Salazar desde la semana pasada en el parque deportivo Caña Hueca, entre las 7 y las 9 de la mañana "Ahí puede otorgar audiencia a todos a los que cerró durante seis años las puertas de palacio de gobierno y abrió las rejas de Cerro Hueco y El Amate para recluirlos sin justificación alguna Los ofendidos ya saben a dónde encontrarlo para exigirle cuentas al artero Salazar", señaló Y enumeró a las organizaciones supuestamente agraviadas, como el "Movimiento los estudiantes", de la Escuela Normal Rural Mactumactzá que, tras un movimiento, culminó con el asesinato del chofer de la Normal Rural del estado de México, y que la policía política de Mariano Herrán culpó a alumnos inocentes Siguió con las supuestas agresiones contra la Universidad Tecnológica de la Selva, la toma del pueblo de Tila y la represión contra los habitantes de Marqués de Comillas "También podrán encontrar a Pablo en Caña Hueca los presos políticos del sexenio, incluidos exfuncionarios injustamente encarcelados", dijo Domínguez Cortés Domínguez Cortés dijo, que durante la gestión de Salazar, él también fue una víctima en su sexenio, y que si bien no fue llevado a prisión como muchos otros, si sufrió acoso policiaco, hostigamientos, persecución y cateos, derivados de la disputa por la patria potestad que se aferraba a mantener su hijo ante las intenciones de que le fueran arrebatados sus dos pequeños nietos en forma arbitraria No se localizó al exgobernador para conocer su versión del incidente

Comentarios