Rosario Ibarra: El pueblo juzgará el papel de la CNDH

martes, 5 de junio de 2007
Colima, Col , 4 de junio (apro)- Corresponderá al pueblo de México juzgar el papel que ha realizado la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), consideró la senadora Rosario Ibarra de Piedra, fundadora del Comité Eureka y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado "Para mí, Rosario Ibarra, madre de un desaparecido político, integrante de un comité de familiares de desaparecidos (la CNDH) no tiene ningún significado? a nosotros como tal no nos ha hecho caso y creo que si las procuradurías de los estados y la PGR cumplieran con su cometido, que es procurar justicia, no habría necesidad de ninguna cosa que cuidara lo que hacen", afirmó Comentó que los familiares de los desaparecidos políticos no se han inmiscuido "para nada" en la actual ola de críticas contra el organismo y su presidente, José Luis Soberanes Fernández, pues no han confiado en esa comisión desde que fue fundada en 1990 durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari "Nosotros hacemos caso omiso de la comisión porque nunca vimos un resultado acorde a lo que exigíamos: saber qué pasó con nuestros familiares que desapareció el Ejército", dijo Ibarra de Piedra estuvo hoy en esta ciudad para encabezar el primer foro regional de consulta para la reforma constitucional integral en materia de derechos humanos, que organizan el Senado de la República, la Cámara de Diputados y el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos En conferencia de prensa, en las instalaciones del Archivo Histórico de la Universidad de Colima, la senadora Ibarra dijo que si se realiza la reforma constitucional en derechos humanos conforme a las principales propuestas, no se necesitará la Comisión Nacional de Derechos Humanos "Si las autoridades de todos los niveles cumplen con las leyes no se necesitará ninguna recomendación Se recomiendan solas las instituciones que cumplen con su deber No se necesitan recomendaciones de ninguna especie", reiteró --¿Qué consecuencia cree que habrá de la salida del Ejército a las calles para el combate contra el narcotráfico? --A mí me molesta, me parece que está saliéndose del marco constitucional Las labores encomendadas al Ejército en la actualidad no son las que tiene constitucionalmente hablando Otrora era un organismo respetable, respetado por el pueblo? de un tiempo a esta parte ha venido deteriorándose su imagen, pero no creo que todo el Ejército sea malo, pienso que hay mucha gente buena que cumple con lealtad, que les apenan las cosas que suceden "Por ejemplo, a mí quienes me dijeron que mi hijo estaba en el Campo Militar Número Uno fueron dos generales Y otros militares de menor rango casi me empujaban a que yo hablara en aquellos momentos con el presidente Echeverría Entonces creo que hay gente buena Además, los soldados son pueblo en uniforme, se van ahí porque no tienen dónde trabajar y entran algunas veces a medidas absurdas de disciplina, porque si no las cumplen hay consejo de guerra" Rosario Ibarra consideró que debe cuidarse la imagen del Ejército y no malograrse su destino, por lo que "ojalá y los policías cumplan con la misión contra el narcotráfico" El foro, coordinado por la senadora Martha Leticia Sosa Govea, fue inaugurado por el gobernador Silverio Cavazos Ceballos; participaron legisladores federales, representantes de organizaciones no gubernamentales, académicos y ciudadanos En su intervención, el representante en México del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Amerigo Incalcaterra, señaló que en la Constitución mexicana existen deficiencias estructurales que obstaculizan su aplicación en la defensa de los derechos humanos Señaló que entre otras cosas prevalece una visión individualista de los derechos humanos, en la que se reconocen derechos sólo a individuos y no a comunidades colectivas, además de que se mantiene la posición doctrinaria de que el Estado "otorga" a la persona derechos de manera graciosa, en lugar de reconocerlos Planteó que se requiere asumir el compromiso de reformar el capítulo completo dedicado actualmente a las garantías individuales, lo que implicaría un reto político y técnico de consensuar con todos los sectores del país En caso de que esto no se logre, dijo, al menos sería necesario sustituir el concepto de garantías individuales por el de derechos humanos; establecer que los tratados internacionales tienen un nivel jerárquico similar al de la Constitución, así como la obligatoriedad de que los jueces apliquen los instrumentos y tratados que den una mejor protección a la persona, entre otros factores

Comentarios