Rechazan funcionarios del gobierno de Guanajuato que haya comandos del EPR en la entidad

martes, 17 de julio de 2007
Guanajuato, Gto , 16 de julio (apro)- Antes de que la Procuraduría General de la República (PGR) presente sus conclusiones sobre el origen de los ataques a los ductos de PEMEX en Guanajuato y Querétaro, funcionarios del gobierno estatal insistieron que cuentan con elementos "contundentes" para negar la presencia de comandos o bases del Ejército Popular Revolucionario (EPR) en el estado El gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez se ha negado a sugerir hipótesis o a señalar al EPR o a otro grupo, en espera de los resultados de las investigaciones que quedaron en manos de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo), como informó el sábado pasado el titular de la PGR, Eduardo Medina Mora Medina Mora dijo que los ataques fueron "actos criminales" que no pueden ser tomados como una reivindicación de una causa social, y que fueron cometidos con un explosivo plástico, posiblemente de origen checo, similares a los que han sido empleados "en otros incidentes en el país" Afirmó que, aunque todavía no se determina si los ataques fueron obra del EPR, se mantienen abiertas ésta y otras líneas de investigación Sin embargo, añadió, de confirmarse la participación de éste grupo, se dará a conocer a la opinión pública "y continuaremos con la indagatoria con toda determinación, para encontrar a los responsables y llevarlos ante la justicia" Sin embargo, los secretarios de Gobierno y Seguridad en Guanajuato, Gerardo Mosqueda y Baltasar Vilches, han dicho, en reuniones con empresarios y dirigentes de partidos y de manera pública, que no existe ningún indicio de la presencia de células del EPR en Guanajuato Inclusive, Mosqueda ha mencionado la posible vinculación del EPR con el PRD y el llamado "gobierno legítimo" de Andrés Manuel López Obrador Esta mañana, el gobernador Oliva Ramírez habló de "explosivos caseros", y de que no descarta aún la autoría del EPR respecto de los ataques Luego, pidió al secretario de Seguridad Pública, Baltasar Vilches ?quien antes de asumir el cargo era colaborador del propio Mosqueda-- que ampliara la información a los medios antes de salir de gira Vilches declaró que los ataques también podrían atribuirse a "grupos de personas marginadas que buscan hacerse presente y protestar por una situación económica inconveniente" El funcionario había hecho un llamado para evitar especulaciones Pero luego dijo: "No tenemos detectadas ningún tipo de células en el estado de Guanajuato Sabemos que en el sur del país, Oaxaca, Guerrero, sur de Michoacán, se dan este tipo de eventos; en Guanajuato no tenemos la presencia" El funcionario también manifestó su molestia por las críticas que han surgido de diputados y empresarios que consideran que el sistema de seguridad estatal no ha funcionado eficientemente, lo que calificó de "irresponsables y temerarias" "Es irracional que se mencione que Guanajuato es un estado inseguro o que las autoridades no están en el tema de la seguridad; es temerario y raya en la irresponsabilidad Tenemos pleno conocimiento Han sido eventos desgraciados para todos los sectores (Sin embargo) no por eso podemos decir que la inseguridad está campeando en Guanajuato" Mosqueda y Vilches han hecho énfasis en la coordinación y en la "reacción inmediata" de las corporaciones en las explosiones de los ductos de PEMEX y en los eventos posteriores Ayer, un tren con 300 toneladas de cemento se descarriló a la altura del municipio Villagrán La vía México-Ciudad Juárez ?utilizada para el transporte de carga de industrias de la región-- fue bloqueada en un tramo de 200 metros a partir de las seis de la tarde, y sería despejada hasta esta tarde Vilches explicó esta mañana que, de acuerdo con el reporte preliminar, el accidente fue causado por el reblandecimiento de los durmientes a raíz de las lluvias, la sobrecarga de los vagones que transportaban el cemento y "el exceso de velocidad" Por su parte, Mosqueda afirmó a Apro que fue la sobrecarga del tren, "que iba a un paso muy lento, porque no pudo ser de otra forma por el peso" la que causó la apertura de los durmientes Ambos coincidieron en afirmar que el incidente no tiene relación alguna con los ataques a las instalaciones de PEMEX Elementos del Ejército mexicano, destacados en la base de Sarabia, vigilan el área donde quedaron los vagones

Comentarios