Operativo en escuelas de Colima, para prevenir una epidemia de dengue

jueves, 16 de agosto de 2007
Colima, Col , 15 de agosto (apro)- Con base en un estudio de la Universidad de Colima que alerta sobre el foco de infección de dengue en que, en temporada de vacaciones, se convierten las escuelas, las autoridades de Salud y Educación pusieron en marcha un operativo en los planteles escolares de la entidad a fin de prevenir una epidemia ante próximo regreso a clases El doctor Carlos Moisés Hernández Suárez, director del Instituto Universitario de Innovación y Desarrollo Tecnológico de la Universidad de Colima, informó que, a partir de un estudio realizado en esa institución, se descubrió que cada año el crecimiento de los casos de dengue no se produce a partir del inicio de la temporada de lluvias, sino alrededor de la tercera semana de agosto, precisamente cuando los estudiantes regresan a las aulas En entrevista, el académico explicó que, el año pasado, al inicio de la época de lluvias, apenas se habían contabilizado 100 personas afectadas por la enfermedad, pero en los últimos días de agosto, la cifra se disparó para terminar el 31 de diciembre con más de 1,600 casos confirmados en laboratorio "Obviamente, los casos reales fueron muchos más, pero hay personas que no los reportan a las instituciones oficiales porque no necesitan comprobantes médicos o por cualquier otra razón", señaló Hernández Suárez Advirtió que este año la incidencia de casos se ha presentado casi cinco veces más alta, por lo que si se repite la tendencia del año anterior, el riesgo es que, para diciembre, se podría llegar a casi 10 mil colimenses que contraigan la enfermedad De acuerdo con la Secretaría de Salud, en lo que va de este año se han confirmado en Colima 462 casos de dengue, de los que 381 corresponden al de tipo clásico y 81 al hemorrágico Hernández Suárez informó que, ante la epidemia que se espera para este año, se reunió con el gobernador Silverio Cavazos Ceballos para darle a conocer los resultados del estudio y proponerle la aplicación de un operativo especial en las escuelas, pues en temporada de vacaciones se crean en esos lugares condiciones favorables para la reproducción del mosco transmisor de la enfermedad Señaló que, de inmediato, Cavazos dio instrucciones a las secretarías de Salud y Educación para que se coordinaran con la universidad en el diseño y aplicación del operativo Dijo que, como resultado del estudio del comportamiento del dengue, "nos dimos cuenta que no era en la época de lluvias cuando se iniciaba el crecimiento de casos, sino que, efectivamente, esto se produce con el inicio de clases, cuando retornan casi 170 mil alumnos" Y es que, añadió, lo que al mosquito le gusta es el dióxido de carbono (CO2) que resulta de la respiración humana, y en las escuelas se concentran niveles muy superiores de ese compuesto "Las escuelas han estado sin atender por dos meses; tienen mucha basura y suciedad, por lo que es natural que los mosquitos que se han reproducido ahí estén esperándolos, y si un niño afectado por el dengue va a la escuela, pone en riesgo a otros 200 o 300 de sus compañeros", afirmó Indicó que, como parte del operativo, fueron visitadas más de 450 escuelas, donde se detectaron depósitos de agua, fugas y la existencia de múltiples cacharros, como llantas, en los que se almacena el agua de las lluvias Informó que la universidad y las dependencias del gobierno estatal trabajan estrechamente para revertir esta situación y garantizar que las escuelas estén limpias al inicio del próximo ciclo escolar "Si esto funciona y logramos que este año no haya ese brinco en la epidemia del dengue, Colima va a ser un referente nacional, porque implica que, en vez de meterse en problemas legales de tratar de abrir con orden judicial las casas donde no se permite al personal de salud aplicar el abate, es mejor concentrar el trabajo en las escuelas y en todos los sitios de concentración de personas, como iglesias y otros lugares", comentó Hernández Suárez manifestó que lo primero que se hizo fue capacitar a los intendentes de las escuelas del estado para que, con su trabajo, disminuya significativamente la posibilidad de que sobrevivan los moscos transmisores del dengue en las escuelas La intención, añadió, es cambiar la percepción de que las escuelas son lugares inseguros, porque no es así, ya que habría que ver dónde hay más riesgo: en una casa con cinco habitantes o una escuela con 500, y los niños pueden llevar el dengue a sus casas y de ahí se extiende en mayor medida Dijo que, además de la participación del gobierno estatal, "también se pidió el apoyo de los ayuntamiento para que nos apoyen, porque ninguna institución puede enfrentar el problema sola Los ayuntamientos tienen comités de barrios, poder de convocatoria, y pueden llamar a los padres de familia a apoyar con la limpieza en las escuelas y eso se está haciendo" Añadió que el operativo en las escuelas tiene varias etapas: la primera, a corto plazo, tuvo que ver con la concientización de intendentes y directores; posteriormente, a mediano plazo, se involucrará a los profesores, y en una fase de largo plazo, se espera educar a los niños para que no dejen objetos que puedan acumular agua y que vean al mosco como una cuestión de peligro

Comentarios