Destaca Granier Melo el fin de la "resistencia civil"

sábado, 12 de enero de 2008
Villahermosa, Tab , 11 de enero (apro)- "Se acabó la resistencia civil", clamó el gobernador Andrés Granier Melo con una amplia sonrisa ante las cámaras de la televisora oficial, TVT El "borrón y cuenta nueva" en la deuda de más de tres mil millones de pesos que, casi 400 mil usuarios mantenían con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) desde hace 12 años, se logró "sin politiquería y gracias a la unidad del pueblo de Tabasco y a la gran voluntad del presidente Felipe Calderón", destacó "Esto era lo que la gente estaba esperando, por lo que ahora ya no hay justificación ni pretextos para aquellas voces que por años sacaron provecho de este tema", señaló En 1995, luego de las elecciones a la gubernatura de noviembre de 1994, el candidato del PRD, Andrés Manuel López Obrador, aduciendo "fraude electoral", convocó a un movimiento de "resistencia civil" en contra del gobierno "espurio" del priista Roberto Madrazo Pintado, y de la CFE por las altas tarifas eléctricas aplicadas en Tabasco López Obrador, quien ya había contendido por la gubernatura en 1988 por el Frente Democrático Nacional (FDN), instruyó a sus seguidores a no pagar impuestos al gobierno "fraudulento" de Roberto Madrazo ni recibos de luz a la CFE Desde entonces y hasta la fecha, el PRD y López Obrador fueron acusados por los consecutivos gobiernos priistas de utilizar la "resistencia civil" contra la CFE como "bandera política" para ganar elecciones, mediante su irrenunciable proclama de "borrón y cuenta nueva" en la deuda con la paraestatal y tarifas justas para Tabasco Desde inicio de su gobierno, en enero del año pasado, Granier Melo ofreció resolver "en definitiva" el largo conflicto de la "resistencia civil" en contra de la CFE, en la que se encontraban, hasta octubre de 2007, más de 370 mil usuarios con una deuda acumulada de tres mil 100 millones de pesos Granier Melo puso como plazo el mes de abril para "terminar" con la "resistencia civil" Sin embargo, falló en sus cálculos Finalmente, el pasado 8 de octubre la CFE y el gobierno estatal, firmaron el Acuerdo Solidario por Tabasco, para resolver el problema El convenio, atestiguado por el presidente Calderón, establecía la reducción del costo de la energía eléctrica y el pago de la mitad de la deuda por parte del gobierno estatal y la otra mitad por el usuario, en un plazo de cinco años; es decir, mil 550 millones de pesos de cada lado Con la catastrófica inundación de finales de octubre y principios de noviembre, el convenio quedó rebasado y Granier Melo demandó a Calderón el "borrón y cuenta nueva" en la deuda con la CFE La resolución favorable de estas demandas, y por la que su gobierno luchó desde el inicio de su sexenio, en enero de 2007, aseguró Granier Melo, demostró "que cuando hay unidad se pueden conseguir mayores beneficios para Tabasco" "Se deben al esfuerzo y solidaridad de los tabasqueños, y de ello deben sentirse satisfechos todos", resaltó en entrevista con la televisora oficial, TVT Dijo que el grupo "que quiere la confrontación permanente", siempre luchará para que haya pleito, pero que la inmensa mayoría de los tabasqueños "no está dispuesta a seguir arriesgando su tranquilidad y seguridad en guerras estériles" Comentó que, derivado de este rechazo a la confrontación, Tabasco ha salido adelante "con la decisión de terminar de manera definitiva el problema de la resistencia civil" Abundó que, en materia de inversión en infraestructura eléctrica, se logró además que la CFE y el gobierno del estado conjunten recursos por 370 millones de pesos para realizar proyectos encaminados al mejoramiento del servicio En principio receloso del anuncio presidencial del "borrón y cuenta nueva", su principal "bandera política", el PRD demandó al gobierno federal añadir un periodo de gracia de seis meses, con el fin de dar tiempo a que empresarios, desempleados y productores del campo puedan recuperarse económicamente para comenzar a pagar sus recibos de luz El dirigente estatal del PRD, Juan Manuel Fócil, reconoció la voluntad del presidente Calderón en la condonación de la deuda con CFE, pero aseguró que el programa está incompleto, pues hay "muchos tabasqueños" que no tienen ingresos, producto de la pasada inundación, por lo que no podrán cubrir los próximos meses los pagos de luz "Considero que, por la brutal crisis que viven muchos tabasqueños, que haya un periodo de seis meses, de aquí a junio, para que no se nos cobre la luz para reactivar la economía y la gran mayoría pudieran entrar al programa de borrón y cuenta nueva, si no muchísima gente no va a poder entrar al programa", manifestó No obstante, el líder perredista reiteró que en la reunión de su consejo estatal del próximo domingo se analizará el "borrón y cuenta nueva" decretado por el presidente Calderón, para tomar una posición al respecto

Comentarios