Diario de Chiapas da la espalda a uno de sus reporteros

sábado, 12 de enero de 2008
Tuxtla Gutiérrez, Chis , 11 de enero (apro)- La madrugada del pasado 24 de diciembre, Mario Fernando Álvarez Cancino, reportero del Diario de Chiapas, cubría un operativo policíaco ?la revisión de un camión sospechoso que transportaba hongos--, cuando fue atropellado por un automóvil compacto que le destrozó ambas piernas A causa de las lesiones, el joven reportero tuvo que ser operado de emergencia Los médicos que lo atendieron tuvieron que colocarle cuatro varillas metálicas en ambas piernas y su recuperación demorará no menos de un año Sin embargo, sus patrones, los hermanos Rogelio y Gerardo Toledo Coutiño, propietarios del Diario de Chiapas, se niegan a respetarle su incapacidad, a pesar de que el accidente ocurrió mientras realizaba su trabajo Egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach) Álvarez Cancino ingresó, en abril de 2007 al Diario de Chiapas Desde entonces, cubrió la fuente policiaca, con un sueldo de cuatro mil pesos, más un bono de mil pesos para gastos de gasolina, pero sin ninguna prestación social La hora trágica Eran las 2:47 horas del lunes 24 de diciembre A la altura del Libramiento Norte de esta ciudad, Álvarez Cancino tomaba fotografías del camión, mientras policías estatales revisaban la carga que transportaba En aras de conseguir un mejor ángulo, se subió al camellón central Minutos después, junto con un agente de la policía sectorial, fue embestido por un automóvil marca Corsa Mario fue trasladado al Hospital Regional de Tuxtla Gutiérrez, mientras que el agente, al hospital de alta especialidad "Vida Mejor" Luego, lo transfirieron al sanatorio Muñoz, a donde llegaron los peritos de Grupo Aba, la aseguradora contratada por el conductor que arrolló al periodista Ordenaron que fuera canalizado al sanatorio Larrosa, donde fue operado La Intervención quirúrgica duró 11 horas, aproximadamente La aseguradora se comprometió a cubrir los gastos médicos hasta por la cantidad de 180 mil pesos Sin embargo, los peritos le advirtieron que para que Grupo Aba cubriera sus honorarios durante el tiempo en que permaneciera incapacitado para regresar a sus labores, necesitaban que la empresa editorial lo reconociera como empleado y que estuviera dado de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Ni una ni otra cosa, quisieron hacer los dueños del Diario de Chiapas Semiinconsciente por la operación, Mario se enfrentó a su realidad: su situación laboral nunca fue regular y jamás entregó un recibo de honorarios La empresa depositaba su sueldo en una cuenta bancaria y él sólo firmaba de conformidad en un recibo de pago hecho en una hoja blanca sin membrete ni sello alguno Cuando Yesenia Guadalupe Santos Cundapí, esposa de Mario Fernando, solicitó a la empresa que reconociera a su marido como empleado la respuesta fue negativa Los hermanos Toledo Coutiño sólo accedieron a hacerle un "préstamo" de cuatro mil pesos en efectivo, los cuales le fueron descontados el pasado 31 de diciembre de su salario mensual Del aguinaldo, ni siquiera se acordaron Con los cuatro mil pesos que gana mensualmente, Mario Fernando paga más de mil pesos de renta en la pequeña casa donde vive; 100 pesos por el servicio de agua potable; 400 pesos de servicio telefónico, en promedio; 500 pesos de luz; además, tiene que cubrir los gastos alimenticios de su esposa y su pequeño hijo Mario Eduardo, de un año y cuatro meses de edad Incertidumbre laboral El pasado 4 de enero, Yesenia Guadalupe volvió a solicitar a los dueños del diario su apoyo Incluso, se entrevistó con Rogelio Toledo, quien, en lugar de ofrecer ayuda, le dijo que la empresa estaba pensando despedir a Mario Fernando El empresario argumentó que necesitaban pagarle "a un reportero que esté en la calle haciendo su chamba, no a un minusválido" Inconforme, Yesenia Guadalupe insistió Los hermanos Toledo Coutiño la citaron el pasado lunes 7 al mediodía Sin embargo, nunca llegaron a la cita Le dijeron que regresara por la tarde, pero fue la mismo Los hermanos Toledo Coutiño la dejaron plantada Entonces, una secretaria le dijo que mejor se presentara el martes 8 a las 11 de la mañana Yesenia se presentó ese día a la cita Luego de una larga espera, habló con el director del periódico, Gerardo Toledo, quien la remitió con su hermano Rogelio Éste de plano le mandó avisar que estaba muy ocupado y no podía atenderla Incapacitado físicamente, sin dinero y sin empleo, Mario exige justicia Pero desconfía de los organismos locales defensores de los derechos laborales y humanos, como la Junta Local de Conciliación y Arbitraje o la Comisión de Derechos Humanos de Chiapas, pues los hermanos Rogelio y Gerardo Toledo Coutiño "son unas personas muy influyentes en el ámbito político" Asegura que son amigos del gobernador Juan Sabines Guerrero y que esa amistad se nota en la línea editorial del periódico, siempre en favor del gobierno del estado Mario no pertenece a ninguna de las tres organizaciones de periodistas que existen en Chiapas Tampoco cuenta con dinero para pagar a un abogado Desesperado, advierte que si nadie escucha su demanda hará un plantón frente al Diario de Chiapas que lo echó a la calle o a las puertas del Palacio de Gobierno para pedir al gobernador que interceda y resuelva su problema: "Estamos jodidos, nosotros denunciamos las injusticias que comenten contra otros y las que se comenten contra nosotros ¿quién las denuncia?", cuestiona

Comentarios