Cerro de la Silla: Atentado ecológico

domingo, 30 de noviembre de 2008
En medio de una serie de irregularidades, se iniciaron en Nuevo León trabajos de un ambicioso proyecto, Arco Vial Sureste, que fue suspendido temporalmente a raíz de una serie de anomalías y engaños detectados por ecologistas, funcionarios federales y diputados locales El plan, que beneficia a intereses económicos y políticos de gente cercana al gobernador Natividad González Parás, ha incurrido en graves violaciones a la ley, por lo que fue congelado en el Congreso y puede ser definitivamente eliminado por la Profepa? MONTERREY, NL- El proyecto Arco Vial Sureste, con el cual el gobierno de Nuevo León pretende construir dos túneles gemelos en la Sierra del Cerro de la Silla, fue rechazado por la Semarnat, suspendido por la Profepa y congelado en el Congreso del estado, debido a irregularidades, engaños y otras anomalías que detectaron diputados, funcionarios y grupos de ecologistas Al principal promotor de la obra, el coordinador de Proyectos de Infraestructura Estratégica del Gobierno del Estado, Abel Guerra Garza, se le acusa de incurrir en falsedades, contradicciones e inconsistencias en su prisa por concretar proyectos de alto impacto mediático para fortalecer su aspiración a la gubernatura de Nuevo León por el PRI Para empezar, los trabajos en el área conocida como Cañón de Santa Ana arrancaron sin autorizaciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por lo que la obra fue suspendida, y aunque posteriormente se extendieron los permisos, en seguida se incurrió en violaciones a los mismos Una inspección efectuada el pasado 25 de noviembre por un enviado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) determinó que hubo una devastación natural efectuada por brechas topográficas en la zona, e inclusive el titular de esta dependencia, Patricio Patrón Laviada, de visita en Monterrey, amenazó con suspender la obra de manera definitiva si de aquí al próximo mes de enero se comprueba que hubo nuevas violaciones al reiniciar los trabajos, que implican la afectación de 13 hectáreas José Iván Fernández Galván, coordinador de delegados de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), advirtió que el caso del Cerro de la Silla reviste especial interés para la dependencia, en tanto que Patrón Laviada aclaró que la obra está detenida porque el estado no ha comprobado tener posesión de los terrenos Este es un adelanto del reportaje que publica la revista Proceso en su edición 1674

Comentarios