Avala Semarnat construcción de regasificadora en Colima

viernes, 22 de febrero de 2008
Colima, Col , 21 de febrero (apro)- Después de un procedimiento que se prolongó por más de 15 meses, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó de manera condicionada la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto de la Terminal de Gas Natural Licuado (TGNL), promovido por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para construirse en el vaso II de la Laguna de Cuyutlán De acuerdo con el resolutivo de 156 páginas fechado el 11 de febrero, pero notificado a la CFE hasta el miércoles 20, el proyecto es "ambientalmente viable", pese a que en los meses anteriores hubo protestas denuncias en contra de su construcción por parte de grupos ambientalistas nacionales e internacionales No obstante, según el documento, la dependencia estableció una serie de condicionantes para que el promotor pueda realizar los trabajos de construcción de la planta, entre ellas el cumplimiento de todas las medidas de control, prevención y mitigación propuestas en los documentos de la MIA y en la información adicional La aplicación de estos puntos, estableció la Semarnat, es necesaria para asegurar la sustentabilidad del proyecto de la planta regasificadora y la conservación del equilibrio ambiental de su entorno Para asegurar el cumplimiento de las condicionantes señaladas, la CFE deberá elaborar y presentar para su validación un programa de seguimiento de la calidad ambiental, donde se incluya de forma sistematizada y programada la ejecución, aplicación y análisis sistemático de todas las medidas de control, prevención y mitigación, así como el monitoreo de indicadores ambientales Así mismo, la paraestatal deberá realizar un programa de seguimiento de la dinámica de la Laguna de Cuyutlán en general y de los manglares en particular, debido a que "no es posible considerar a los manglares separados de la dinámica de la laguna, ya que son afectados por el periodo de inundación y por la salinidad en periodos estacionales o multianuales, con la finalidad de que su calidad y el mantenimiento de las funciones y los servicios ecológicos" La obra autorizada a la CFE consiste en el diseño, construcción, operación y mantenimiento de una Terminal de Almacenamiento y Regasificación de Gas Natural Licuado en Manzanillo, con capacidad de regasificación de mil millones de pies cúbicos diarios de gas natural De acuerdo con el resumen ejecutivo del proyecto, la inversión total se estima en 630 millones de dólares americanos y se desarrollará en dos etapas: en la primera tendrá una capacidad de producción de 500 millones de pies cúbicos diarios, con dos tanques de almacenamiento de gas natural licuado de 165 mil metros cúbicos En la segunda etapa, la capacidad de producción se incrementará a mil millones de pies cúbicos diarios, al adicionar un tercer tanque de almacenamiento de gas natural licuado de 165 mil metros cúbicos Ante la autorización del proyecto por parte de la Semarnat, la organización ambientalista Bios Iguana denunció que se trata de una resolución "totalmente fuera de la ley" y anunció que interpondrá ante la misma dependencia del gobierno federal un recurso de revisión del proyecto En entrevista con Apro, la coordinadora general de Bios Iguana, Esperanza Salazar Zenil, informó además que presentarán denuncias penales contra los servidores públicos implicados en el proceso de autorización del proyecto, empezando por el titular de la Semarnat, Juan Rafael Elvira Quesada La dirigente ecologista dijo que en el procedimiento de aprobación de la regasificadora se violaron los plazos establecidos en la ley, pues conforme a las disposiciones establecidas la Semarnat tenía como límite el pasado 24 de agosto para emitir su resolución Debido a esta irregularidad, indicó Salazar Zenil, Bios Iguana promoverá un juicio de nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa También cuestionó el contenido del resolutivo, tras considerar que la Semarnat sólo avaló lo planteado por la CFE en la Manifestación de Impacto Ambiental y asumió como propio el argumento de que la apertura del canal de Tepalcates para permitir el paso de grandes buques beneficiará a la laguna Sin embargo, adujo Esperanza Salazar, existen ejemplos en el país de casos en los que la apertura de canales han destruido grandes extensiones de manglares, debido a la alta salinidad del agua marina, como ocurrió en las marismas nacionales, del municipio de Rosamorada, Nayarit Señaló que en caso de la Laguna de Cuyutlán no existen pruebas científicas de que no vayan a producirse daños, por lo que la Semarnat debió aplicar el principio precautorio "Hacemos directamente responsables a los funcionarios de la Semarnat de los daños que puedan generarse en la Laguna de Cuyutlán a partir de la autorización de ese proyecto", advirtió Salazar Zenil En su resolución, la Semarnat otorgó a la CFE un plazo de 5 años para la construcción de la planta regasificadora y de 26 años nueve meses para la operación del proyecto, aunque aclara que los plazos podrán ser revalidados a criterio de la propia dependencia, si es que se cumplen las condicionantes fijadas La autorización fue firmada por el director general de Impacto y Riesgo Ambiental de la Semarnat, Eduardo Enrique González Hernández

Comentarios