Celebran decisión de la CIDH en el caso Digna Ochoa

miércoles, 6 de febrero de 2008
* Ordena al Estado mexicano proteger a la familia de la extinta activista Jalapa, Ver , 5 de febrero (apro)- Los familiares de la extinta activista veracruzana Digna Ochoa y Plácido manifestaron su beneplácito por la decisión asumida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que el Estado mexicano continúe con las medidas cautelares implementadas desde el 2001 En la audiencia pública realizada hoy en la sede de la CIDH --órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA)--, en Washington, se discutió si se debía o no mantener medidas de protección que favorezcan a familiares y a un grupo de excolaboradores de Ochoa y Plácido El Centro de Justicia y Derecho Internacional (Cejil), que representó a las víctimas en esta audiencia, informó que los representantes del Estado mexicano solicitaron a los jueces de la CIDH determinar si se justifica mantener las medidas de protección a la familia Ochoa En esa audiencia, Cejil consideró necesario proseguir con las medidas y profundizar en las investigaciones de los hechos ocurridos el 19 de octubre del 2001 en el despacho de la defensora de derechos humanos, ubicado en el Distrito Federal, que originaron cinco resoluciones de la CIDH La directora de Cejil para Mesoamérica, Soraya Long, expresó que los familiares y colegas más cercanos de Ochoa y Plácido "están cada vez más en riesgo conforme se acerca el posible reinicio de un proceso judicial, y la Corte debe valorar la continuidad de las medidas (cautelares)" Jesús Ochoa y Plácido, hermano de la activista, al celebrar la decisión de la CIDH, refirió que, hasta finales de diciembre, el Estado mexicano ha dicho que la familia no corre ningún riesgo "toda vez que el caso está cerrado y que se trató de un suicidio" Pero, subrayó, "nosotros seguimos sosteniendo que el homicidio de Digna Ochoa está debidamente documentado, sustentado técnica y científicamente" y, por lo tanto, "es una aberración que el Estado siga manifestando en el exterior que fue un suicidio" El 13 de marzo pasado, el procurador capitalino Rodolfo Félix Cárdenas, ante el resolutivo emitido una semana antes por un Tribunal Colegiado, "manifestó posiciones encontradas" Es decir, aclaró, en esa fecha Félix Cárdenas señaló que "no había elementos para seguir sosteniendo el suicidio como causa de la muerte de Digna, pero tampoco había elementos para reconocer el homicidio Nada más faltó que dijera que falleció de muerte natural" Después, agregó, la PGJDF demandó a los abogados de la familia Ochoa "aportar nuevas pruebas, cuando desde abril de 2006 presentamos cuatro peritajes donde demostramos que Digna fue asesinada y lo único que hace falta es que nos citen a declarar, lo cual no han hecho" --¿Algún familiar de Digna Ochoa ha sido intimidado o reprimido? --se le preguntó en entrevista telefónica "Honestamente no", manifestó al subrayar que, a diferencia del grupo de excolaboradores de Digna Ochoa, como Pilar Noriega, Bárbara Zamora y Leonel Rivero, los familiares no han solicitado escoltas para su protección Las medidas de protección que han recibido desde el 30 de noviembre de 2001, subrayó, "únicamente ha sido proporcionarnos 14 teléfonos celulares con crédito para estar en constante comunicación entre los familiares y la propia autoridad" Sin embargo, denunció, el 17 de diciembre pasado el Estado mexicano anunció que "consideraba que no había riesgos para la familia Ochoa, Pilar Noriega, Bárbara Zamora y Leonel Rivero, y por lo tanto proponía retirarles las medidas cautelares"

Comentarios