Insta Samuel Ruiz a liberar a presos en huelga de hambre

martes, 11 de marzo de 2008
* Reprueba sistema de justicia en Chiapas en una carta enviada al gobernador Tuxtla Gutiérrez, Chis , 10 de marzo (apro)- El obispo emérito Samuel Ruiz instó al gobernador Juan Sabines a liberar a indígenas presos que se pusieron en huelga de hambre, en demanda de que las autoridades penitenciarias revisen sus procesos penales En una misiva enviada al gobernador, el prelado apuntó que "es importante entender que lo relevante en estos casos, señor gobernador, no es el hecho de que los hermanos hayan recurrido a una huelga de hambre para exigir su libertad, sino las graves y evidentes anomalías del sistema de justicia de Chiapas", apuntó el obispo emérito de San Cristóbal Ruiz García dijo que los más casi 50 indígenas en ayuno voluntario en distintos penales del estado decidieron radicalizar su inconformidad, debido a las graves anomalías cometidas durante los procesos penales que se le siguen, entre los cuales destacan: la fabricación de delitos; la captura sin orden de aprehensión; confesiones obtenidas bajo amenazas y tortura, y ausencia de intérprete durante el juicio y la sentencia El obispo dijo que, con base en esos testimonios, decidió sumarse a las demandas de los presos, quienes primordialmente exigen su liberación inmediata e incondicional, "pues no se les ha probado culpa alguna" Samuel Ruiz apeló a la buena voluntad y mediación de Sabines Guerrero para "resolver la demanda de justicia de estos hermanos" En otra carta, el también fundador y presidente del Centro Fray Bartolomé de las Casas manifestó a los indígenas presos su preocupación por el caso, pues se ha percatado ya de las graves anomalías, tanto en el proceso de su detención, como en el nulo acceso a una impartición de justicia imparcial y objetiva "Si bien es cierto que tales condiciones merecen una atención expedita por parte de las autoridades de Chiapas, pues sus demandas son del todo justas y razonables, al grado de emprender acciones que ponen en riesgo sus propias vidas; también es cierto que la salud e integridad física de cada uno de ustedes es, en este momento, una prioridad que deberá atenderse inmediatamente, antes que la huelga de hambre y el ayuno produzcan efectos irreversibles y más lamentables", agregó el obispo Finalmente, confió en que "el Dios de la vida ablande el corazón de las autoridades y la justicia brille para todos ustedes"

Comentarios