Cuatro años sin aclararse, el crimen de director Editorial de El Mañana

jueves, 20 de marzo de 2008
Ciudad Victoria, Tamps , 19 de marzo (apro)- Al cumplirse hoy cuatro años del asesinato del periodista Roberto Javier Mora García, el periódico El Mañana de Nuevo Laredo publicó una nota titulada "La herida permanece abierta", en la que asegura que aún persisten dudas sobre el supuesto asesinato de quien fue director Editorial del diario "Familiares, colegas y amigos vieron con escepticismo la resolución de la Procuraduría General de Justicia en Tamaulipas (PGJE), y aún aguardan que se esclarezca el atentado", señala el matutino Mora García fue asesinado el 19 de marzo de 2004 Una semana después, el 28, la PGJE detuvo a los homosexuales Mario Medina Vázquez e Hiram Oliveros Ortiz, ambos vecinos del periodista, como presuntos responsables confesos del homicidio "Sin embargo", recuerda El Mañana, "el 13 de mayo, mientras se transmitía una entrevista en red internacional, realizada previamente por la televisión estadunidense, el presunto asesino material, Medina Vázquez, fue ultimado en prisión bajo un misterioso velo de querer eliminar al brazo ejecutor, desconociéndose quién fue el autor intelectual que atentó contra Roberto Mora" Señala que, entre las principales incógnitas que aún prevalecen en este caso, está la queja que interpuso el Consulado de Estados Unidos en Nuevo Laredo, por presuntas prácticas de tortura sobre Medina Vázquez, quien era ciudadano estadunidense También refiere que las sospechas que despertó la investigación realizada por la procuraduría de Tamaulipas, originó que por primera vez se conformara un grupo de periodistas que hizo un seguimiento de la investigación realizada en torno a este caso, la cual se llamó "Comisión en memoria de Roberto Mora" El periódico advierte que la solución que dio la procuraduría pretendía dejar el caso "sin autor intelectual", para disfrazar el interés que hubo por "coartar y atentar contra la libertad de expresión" Cabe señalar que el dictamen de esa comisión fue en el sentido de que el cuchillo de cocina que fue presentado como la supuesta arma que utilizó Medina Vázquez, no coincidía con las heridas que tenía el cuerpo del periodista Además, había otras incongruencias de tiempos y declaraciones, que hacía dudar de que las dos personas acusadas fueran realmente las responsables del asesinato

Comentarios