Crece el número de indígenas presos en huelga de hambre

miércoles, 26 de marzo de 2008
Tuxtla Gutiérrez, Chis , 25 de marzo (apro)- Cerca de 200 indígenas tzotziles, procedentes de comunidades del municipio de San Juan Chamula, se trasladaron esta mañana al penal de El Amate, donde sus compañeros Pascual Heredia Hernández y Enrique Hernández Hernández, iniciaron hoy una huelga de hambre en demanda de su libertad En lo que fue la tercera caravana de integrantes de la "Organización Pueblo Creyente", los indígenas salieron esta mañana de San Cristóbal de Las Casas e hicieron una parada en Tuxtla Gutiérrez, donde visitaron a otro grupo de indígenas que permanece desde ayer en "plantón indefinido" frente al Palacio de Gobierno, en demanda de la libertad de sus familiares presos en cárceles del estado En una segunda parada, la caravana, compuesta por unos 25 vehículos, llegó a la comunidad Lázaro Cárdenas, municipio de Cintalapa, antes de llegar al penal conocido como El Amate En esa comunidad, los cerca de 200 indígenas se formaron para hacer una caminata hasta las puertas del penal, donde ya los esperaba un grupo especial de policías antimotines armados con cascos, escudos y toletes Cerca de las 11 de la mañana, llegaron finalmente a las puertas del penal, donde sacaron mantas y pancartas, en las que demandaban la libertad de los indígenas presos y, principalmente, para acompañar a Pascual Heredia Hernández y Enrique Hernández, quienes hoy iniciaron una huelga de hambre en demanda de su libertad En las puertas del penal, cuyo acceso era custodiado por unos 50 policías estatales, hombres, mujeres y niños oraron y, arrodillados, pidieron a Dios por la libertad de sus hermanos indígenas presos en El Amate Dentro, una comisión de indígenas constató las condiciones en las que se encuentran Pascual Heredia y Enrique Hernández, así como otros 18 indígenas y no indígenas miembros de diversas organizaciones campesinas La oración de los indígenas concluyó cuando, alrededor de las 14 horas, salió del penal la comisión de indígenas, conformada por mujeres, quienes informaron que Pascual y Enrique iniciaron esta mañana una huelga de hambre, en demanda de su libertad A los manifestantes nadie les pudo explicar por qué Zacario Hernández quedó en libertad luego de 36 días en huelga de hambre y Pascual y Enrique siguen en prisión, a pesar de que sus casos formaban parte del mismo proceso penal que el de Hernández Pascual y Enrique fueron sentenciados a 26 años de prisión por los delitos de homicidio y portación de armas de fuego

Comentarios