Golpean y roban a biólogo que se opone a proyecto urbanístico en NL

martes, 15 de abril de 2008
Monterrey, N L 14 de abril (apro)- En vísperas de que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) resuelva si autoriza la construcción de un túnel de dos kilómetros de largo que atravesaría el Cerro de la Silla, el biólogo Antonio Hernández, uno de los principales opositores a ese proyecto urbano, denunció que fue retenido y golpeado mientras realizaba un recorrido por ese lugar Hernández, quien presentó hoy una denuncia ante el Ministerio Público del fuero común, en ciudad Benito Juárez, Nuevo León, afirmó que ha recibido amenazas por la vía telefónica, en las que le han exigido que deje de interponer querellas Desde hace un año, el gobierno del estado inició trámites para desarrollar el "Arco Vial Sureste", un proyecto urbano que prevé la construcción de un túnel de casi dos kilómetros de largo, que atravesaría la sierra Cerro de La Silla El propósito del gobierno es comunicar la carretera Monterrey-Reynosa con la Nacional, atravesando la sierra e interconectando los municipios de Juárez y Cadereyta con el sur de Monterrey Desde entonces, vecinos de 10 comunidades rurales iniciaron una serie de protestas, en las que han participado investigadores, ambientalistas y organismos defensores de derechos humanos Apro obtuvo la versión de que la Semarnat podría dar el permiso en las próximas horas Originalmente, la autorización o negativa tenía como plazo límite el 30 de marzo pasado El biólogo Antonio Hernández realizó una serie de estudios, en los que demostró que, en el sitio que pretende urbanizarse, existen al menos tres especies naturales que se extinguirían y una población vegetal y animal endémica que se vería "severamente afectada" Sus conclusiones fueron respaldadas por investigadores de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) De acuerdo con la denuncia de Hernández, al realizar un recorrido por la parte alta de la sierra el pasado viernes, fue interceptado por un vehículo, del que descendieron tres personas, quienes lo golpearon y le advirtieron que dejara de presentar denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) "Creí que necesitaban ayuda cuando me detuve, porque es una zona solitaria, donde es difícil encontrar auxilio", dijo Según la denuncia, mientras dos sujetos lo golpeaban, otro sacó de su camioneta un aparato de conversión de energía, herramientas de campamento y pertenencias personales Hernández presentó recientemente tres denuncias ante la Profepa, por la realización de obras en ese sector, por parte de compañías al servicio del gobierno del estado, que no cuentan con la autorización federal Además, en marzo pasado, difundió un informe sobre el "Estudio técnico justificativo", presentado ante Semarnat por la Coordinación de Proyectos Estratégicos Urbanos (CPEU), con el fin de obtener la autorización para la obra En su informe, dado a conocer durante un foro con las comunidades afectadas, se muestran contradicciones y alteraciones de información y se señalan las acciones legales que permitieron la modificación de los reglamentos que impedían realizar obras de alto impacto en la sierra Cerro de la Silla En ese foro, realizado el pasado 4 de marzo, Abel Guerra Garza, titular de la CPEU, mostró un documento apócrifo y afirmó que Antonio Hernández no había concluido sus estudios profesionales, por lo que el biólogo se vio obligado a presentar ante los medios de comunicación su currículum completo Ahí mismo, Guerra acusó a María de Jesús Mejía de Marqueda, presidenta del Comité Ecológico Pro Bienestar, quien se solidarizó con los ejidatarios, de ser posesionaria de predios en la zona aledaña a la sierra La activista negó el señalamiento y exigió pruebas a Guerra, pero no recibió respuesta De acuerdo con declaraciones de Guerra Garza al diario Milenio de Monterrey, en junio de 2007, con el "Arco Vial Sureste" se pretende detonar una zona residencial y comercial semejante a la de Valle Oriente, cuyos precios llegan a mil 500 dólares por metro cuadrado de terreno

Comentarios