Frayba: Ejército, AFI y PEP allanan sin orden judicial casas de zapatistas

miércoles, 21 de mayo de 2008
* Intimidan a la población de San Jerónimo Tulijá y amenazan con asesinar a una mujer de 21 años Tuxtla Gutiérrez, Chis , 20 de mayo (apro)- Elementos del Ejército Mexicano, de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y de la Policía Estatal Preventiva (PEP) incursionaron en San Jerónimo Tulijá, municipio de Chilón, donde, sin orden judicial alguna, ingresaron en tres casas, intimidaron a la población e intentaron asesinar a una mujer de 21 años de edad, denunció el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) El organismo fundado por el obispo emérito de San Cristóbal, Samuel Ruiz García, afirmó que desde el lunes, uno 300 elementos del Ejército, de la PEP y de la AFI, mantienen bajo acoso a la comunidad El Frayba dio a conocer que durante la incursión, los uniformados entraron a dos casas de familias de las bases de apoyo zapatista y a la de un dirigente priista, cuyo nombre no fue revelado Los militares y los agentes estatales y federales tomaron fotografías de cada uno de los integrantes del Consejo Autónomo Zapatista, así como de sus casas, en un acto de intimidación Ante ello, el Frayba expresó su preocupación por la presencia de los efectivos miliares, dado el riesgo latente de nuevas agresiones a la comunidad de San Jerónimo Tulijá, por lo que exigió a las autoridades federales y estatales que se proteja "en todo momento la integridad física y emocional de los pobladores y los defensores de derechos humanos" Demandó el retiro inmediato del Ejército de dicha comunidad tanto por la peligrosidad que representa para la población y por la ilegalidad de su participación en asuntos policíacos Advirtió que seguirá en alerta documentando todo hasta que se retiren las fuerzas armadas de la comunidad y se restablezca la seguridad y tranquilidad de los pobladores de San Jerónimo Tulijá La incursión ilegal De acuerdo con el Frayba, cuyos miembros documentaron los hechos con entrevistas a los pobladores, el hostigamiento inició alrededor de las 11:00 de la mañana del lunes, cuando un helicóptero del Ejército Mexicano sobrevoló la comunidad Cuatro horas más tarde, un convoy militar, integrado por 11 vehículos, ingresó a la localidad Momentos después, los integrantes del convoy, unos 300 elementos del Ejército, la PEP y la AFI, descendieron de sus vehículos portando armas de grueso calibre y allanaron sin orden judicial tres domicilios, dos de los cuales, de familias bases de apoyo zapatista y uno más de un militante del PRI El Frayba señaló que según los testimonio recogidos, durante la incursión los militares iban acompañados de un vecino de la comunidad, de nombre Narciso Morales Gutiérrez, quien, al parecer es miembro de un batallón de infantería destacado en Cancún, Quintana Roo, a quién vieron señalando a las autoridades del Consejo Autónomo Zapatista y sus respectivos demicilios Los militares y policías amenazaron de manera verbal a toda persona que encontraban en las calles y en el interior de las casas, en una de las cuales, perteneciente a una familia de las bases de apoyo zapatista, un miembro de la AFI tomó por el cuello a una muchacha de 21 años de edad, quien entre sus brazos tenía a su bebé de 2 años de edad, en tanto otros de los uniformados le gritaban "¡ya mátala!" Alrededor de las 18:00 horas, tras allanar los domicilios y hostigar a la población, los integrantes del convoy salieron de la comunidad sin llevarse a nadie detenido; pero este martes por la mañana se apostaron en la entrada principal del pequeño pueblo Los integrantes del Frayba pudieron identificar que eran integrantes del 18 Batallón de Infantería del Ejército Mexicano, de la PEP y de la AFI Cuando los integrantes del Frayba se disponían a tomar fotografías y videos del convoy de los elementos que lo integraban, un militar, quien se identificó como "capital Loyola", negó que las acciones de los militares y de los policías; y aseguró que la incursión se trató sólo de "un reconocimiento de rutina" Los pobladores de San Jerónimo Tulija denunciaron ante el organismo de derechos humanos que no hay motivo que justifique el allanamiento y la presencia de los integrantes de las fuerzas armadas en la comunidad; y manifestaron su temor por que "cualquier pretexto sirva para agredir a los pobladores del Municipio Autónomo Rebelde Zapatista Ricardo Flores Magón, perteneciente al Caracol de La Garrucha"

Comentarios