Inundaciones recientes enfrentan a Granier con Calderón

martes, 27 de mayo de 2008
* El gobernador exige a la Federación resarcir daños en 25 mil hectáreas de cultivos Villahermosa, Tab , 26 de mayo (apro)- La nueva inundación en cuatro municipios por el desfogue de la presa Peñitas y el eventual retiro de los deteriorados costales rellenos de arena colocados en márgenes del río Carrizal y Grijalva para proteger a Villahermosa, enfrentan de nuevo a los gobiernos estatal y federal El gobernador Andrés Granier Melo insistió en que el gobierno federal debe resarcir daños en 25 mil hectáreas de cultivos y pastizales inundados en los municipios de Centro, Nacajuca, Jalpa de Méndez y Cunduacán, a causa del desfogue de mil 400 metros cúbicos de agua por segundo de la presa Peñitas, desde los primeros días de marzo El 14 de mayo, Granier se quejó de que el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, ni siquiera le contestaba el teléfono para plantearle, "en forma enérgica", que el gobierno federal se responsabilizara y respondiera por los daños causados en esas 25 mil hectáreas inundadas De nueva cuenta, Granier Melo convocó y urgió a la Secretaría de Gobernación, de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Social, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y Comisión Nacional del Agua (Conagua) a celebrar una reunión para solucionar este problema Dijo que la reunión podría darse esta semana y que, además, con la Conagua se debería tratar si se retiran los costales rellenos de arena, pues el organismo federal, reveló, está evaluando levantarlos sin que se hayan terminado las obras de rehabilitación de bordos Señaló que por este motivo no ha firmado la declaratoria para levantar el estado de emergencia como propone Gobernación, y que no la signará hasta que las dependencias federales "cumplan satisfactoriamente" los acuerdos alcanzados con Calderón "Si Conagua retira los costales será bajo su responsabilidad", advirtió el mandatario y remarcó que no será cómplice "de alguien en una situación de este tipo" En postura contraria, el alcalde del municipio de Centro (Villahermosa), Evaristo Hernández Cruz, de extracción priista igual que el gobernador, exigió el retiro de los deteriorados costales de arena, ante el riesgo de que las lluvias escurran "los montones la arena" hacia los drenajes y los tapen "Entonces en Villahermosa no nos inundaremos por la creciente de los ríos sino por el taponamiento de los drenajes", alertó La costalería que rodea a Villahermosa sobre las márgenes del río Carrizal y Grijalva también ha provocado inconformidad y molestias de vecinos y hombres de negocios que ya se organizan y amagan con levantarlos con o sin autorización de las autoridades El presidente del Centro de Entretenimiento y Negocios del Malecón Carlos Alberto Madrazo (Cenma), Fernando Sánchez Torruco, exigió al gobierno federal y estatal retirar la costalera porque, aparte de no ser funcional, impide reactivar los negocios El dirigente del Cenma, que agrupa a unos 50 restaurantes, bares y discotecas ubicados sobre el río Grijalva, advirtió que si no atienden sus demandas, determinarán retirarlos por cuenta propia A su vez, vecinos de la colonia Las Gaviotas, una de las más afectadas por la pasada inundación, pusieron un ultimátum a las autoridades para que quiten los costales de arena, pues en caso contrario, amenazaron, "el pueblo los retirará porque ahí ya no hay costales sino sólo montones de arena"

Comentarios