Llaman ONG a Herrera Beltrán a establecer un dialogo con "los marginados" de Veracruz

miércoles, 11 de junio de 2008
Jalapa, Ver , 10 de junio (apro)- El gobierno de Fidel Herrera Beltrán se ha caracterizado por excluir a los pueblos indígenas, a las comunidades rurales y a los grupos urbanos marginados, y ha apoyado "sin limites" a los grandes empresarios y a los grupos priístas en Veracruz En un manifiesto difundido este martes, organizaciones civiles del norte, centro y sur de la entidad suscribieron lo anterior e hicieron un llamado al mandatario estatal para establecer un diálogo con "los marginados" de Veracruz El Comité de Defensa Ciudadana; la Coordinadora Regional de Organizaciones Indígenas de la Sierra de Zongolica; el Movimiento Agrario Indígena Zapatista; la Unión de Pueblos de Xico; el Consejo Indígena de Uxpanapa; la Central de Organizaciones Campesinas y Populares, y la Unión de Pueblos Indígenas de Santiago Sochiapa decidieron, así mismo, fundar la Alianza Indígena, Campesino y Popular En el documento, las organizaciones acusan al gobierno estatal de marginar de las políticas públicas y programas a los pueblos indígenas, a pesar de que éstos, junto con sus organizaciones, han propuesto al Congreso local diversas iniciativas "para que sean reconocidos plenamente sus derechos" En el manifiesto, que se negaron a publicar varios medios impresos como inserción pagada, subrayan que este gobierno "ha fomentado el aislamiento del movimiento indígena, campesino y popular, para violar impunemente nuestros derechos humanos, económicos, políticos, sociales y culturales" Entre los casos más destacados, enunciaron los siguientes: el asesinato de Ernestina Ascencio Rosario; la represión a la movilización de los indígenas de la Cocyp del Totonacapan, y el bloqueo a manifestaciones que han tenido como destino la capital del estado, "violando nuestros derechos de audiencia y petición, de transito y libre manifestación" Además, afirman, el pacto de gobernabilidad promovido por Herrera Beltrán es excluyente, "pues no ha abierto espacios permanentes de dialogo, acuerdos y solución a las legitimas demandas de los pueblos indígenas, los campesinos y los núcleos urbanos marginados" Puntualizan: "El gobierno de Fidel Herrera ha demostrado no ser dialogante, sino represor y, especialmente, discriminador de todos los ciudadanos y sus organizaciones que no se disciplinan a la voluntad de su gobierno y su partido" También cuestionan que en el plan de desarrollo del gobierno de Herrera Beltrán se ha privilegiado el apoyo institucional, económico y material a los sectores más conservadores y ricos de la entidad, sobre todo "a los militantes de su partido", el PRI Agregan que la discriminación, inequidad y abandono institucional ha sido práctica del gobierno estatal, que se expresa diariamente en la creciente pobreza y la pésima calidad de vida del pueblo veracruzano, "mientras que los empresarios y grupos priístas son depositarios de créditos, construcción de infraestructura y apoyo institucional" Subrayan que el gobierno del estado se ha caracterizado "por un doble lenguaje y una política de dos caras", ya que por un lado dice que reconciliaría a los veracruzanos y, por otro, "los reprime o ignora a los que no están de acuerdo con su política" Señalan que Herrera Beltrán dice que hay transparencia, "pero no hace público el expediente de Ernestina Ascencio", y a todos los que le demandan atención promete que sí los atenderá, pero no cumple los acuerdos, y " sólo lo hace con grupos priístas, amigos e incondicionales" Ante ello, la Alianza se comprometió a unir esfuerzos "para defender en mejores condiciones nuestros derechos humanos, los de los pueblos indígenas, los de las comunidades agrarias y sectores populares, a quienes el gobierno ha excluido de las políticas públicas, programas de desarrollo y del pacto de gobernabilidad" Los aliancistas demandan también al Congreso local retomar las iniciativas de reforma constitucional en materia indígena, una de las cuales fue presentada por la CROISZ al comité técnico del pacto de gobernabilidad en 2005, a través del ayuntamiento de Soledad Atzompa, "En esta iniciativa proponemos construir una nueva relación entre el estado y la sociedad veracruzana con los pueblos indígenas, que nos permita integrarnos al Veracruz en condiciones de respeto a nuestra identidad étnica", explican en su manifiesto Llaman a Herrera Beltrán a instalar una mesa de dialogo plural, incluyente y permanente para llegar a acuerdos y soluciones medibles y verificables con todos los pueblos indígenas y sus organizaciones, sobre sus legitimas demandas y protección de sus derechos, procuración y administración de justicia Este espacio de dialogo, dicen, debe servir también para acordar y resolver las propuestas de desarrollo integral y sustentable planteadas por las propias organizaciones en el ámbito municipal, de obra pública, proyectos productivos, sociales y culturales Entre otros puntos, esas organizaciones exigen a Herrera Beltrán resolver el añejo conflicto originado por la construcción de la presa "Cerro de Oro" y Temascal, que afectó a miles de chinantecos y mazatecos de Oaxaca, los cuales fueron reubicados en el Valle de Uxpanapa, al sur de Veracruz Señalan que esas familias indígenas oaxaqueñas fueron reubicadas en esa zona desde hace más de 30 años, y hasta la fecha no se ha ejecutado la resolución presidencial agraria Por último, exigen a la procuraduría del estado entregar el expediente completo del caso del asesinato de Ernestina Ascencio, "pues no existe razón moral ni legal para clasificarlo como reservado cuando ya ha sido juzgado, y que gobierno de Herrera Beltrán se abstenga de eliminar parte de la información del caso" De no obtener respuesta a sus demandas, los integrantes de esta alianza anunciaron que se movilizaran hacia la capital del estado, donde instalarán un plantón de protesta indefinido, "por considerar que se violentó nuestro derecho de audiencia al gobierno del estado"

Comentarios