Piden deudos que UNAM dictamine la causa de muerte de mujer de Zongolica

jueves, 12 de junio de 2008
* Desconfían de la Procuraduría local tras el caso Ernestina Ascencio Zongolica, Ver , 11 de mayo (apro-cimac)- Familiares de Susana Xocua Texoco, una mujer de Zongolica cuyo cadáver fue encontrado tirado en un maizal con signos de tortura y violación el 25 de mayo, demandaron que expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y no la Procuraduría local, dictaminen sobre las causas de muerte de la indígena Los familiares de Susana Xocua, quien tenía 64 años al momento de su deceso, informaron que peritos de la Procuraduría veracruzana les solicitaron hoy su autorización para exhumar el cuerpo y practicarle la necropsia que no hicieron, con el fin de "comprobar" que no murió por tortura y violación, como manejan organizaciones sociales, sino a causa de una enfermedad Rubén Darío Mendiola, subprocurador especializado en Asuntos Indígenas, y Hortensia Alarcón Montero, directora general de Servicios Periciales de la Procuraduría local, plantearon a los familiares de Susana Xocua la necesidad de exhumación del cuerpo, sin embargo, por los antecedentes del caso de Ernestina Ascencio, éstos prefieren que sean especialistas de la UNAM los que emitan un dictamen sobre la reexaminación del cadáver Según Mendiola Solano, la causa de muerte se debió a un "cistocele estrangulado", pues a pesar de su enfermedad y la atención médica recibida, optó por la ingesta de diversas hierbas, lo que derivó en una muerte natural y no por causas violentas Pero familiares de la víctima, encabezados por el esposo Juan Temoxtla Acatécatl, no aceptan esa especie e insisten en que Susana murió víctima de una agresión física y sexual, y posteriormente el cuerpo fue arrojado a un maizal Incluso la muerte violenta quedó asentada en el acta del Registro Civil Aún reciente el recuerdo de lo ocurrido con el caso de Ernestina Asencio Rosario, quien murió presuntamente a causa de la tortura y violación cometida por soldados del Ejército Mexicano en febrero del año pasado en Tetlacinga, Soledad Atzompa, los familiares de Susana ahora imploran la intervención de la UNAM para que emita un dictamen Buscan se esclarezcan los hechos y argumentan que al momento de la inhumación Susana no presentaba signos de autopsia, que debió practicarle la Procuraduría pues su cuerpo fue encontrado semidesnudo, luego de permanecer 24 horas desaparecida, y presentaba rastros de violación Cabe destacar que el caso presenta una gran similitud con el de Ernestina Ascencio, principalmente por el encubrimiento de las causas reales de la muerte de ambas mujeres En el caso de Susana Xocua, refirieron sus familiares, ella era una mujer sana, como se puede observar en el expediente médico del programa Oportunidades, al cual estaba inscrita, y ahí mismo se señala que no padecía de enfermedades crónicas, degenerativas o cáncer, como alegan las autoridades judiciales Descubren a otra mujer muerta Este fin de semana fue hallado el cadáver de otra mujer semidesnuda y con evidentes signos de tortura y violación, en los límites de las comunidades de Barranca Seca y Próspero Pineda, del municipio de Acultzingo El cuerpo de la mujer --hasta hoy no identificada y que supone una edad de entre 50 y 55 años-- presentaba hematomas en ambas piernas y contusiones en diversas partes del cuerpo y carecía de ropa íntima, lo que hace presumir abuso sexual antes de su muerte Al iniciar las indagatorias, efectivos de la Procuraduría local no descartaron la posibilidad de que se trate de una mujer originaria del estado de Puebla y que, por diversas circunstancias, haya sido abandonada en Veracruz, ya que los habitantes de la región dijeron desconocerla Los casos de violencia contra mujeres de las zonas indígenas no son aislados: este mismo fin de semana, en el municipio de San Juan Texhuacan, también en la sierra de Zongolica, Manuela Anastasio Quiahua, de 70 años, estuvo a punto de ser víctima de feminicidio, después que Reynaldo García Rodríguez, de 23 años, la arrojó a una barranca de 80 metros La mujer, a pesar de la brutal golpiza recibida, logró salvar su vida, aunque su estado de salud es de pronóstico reservado El agresor fue detenido horas más tarde por personal de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz

Comentarios