Supuestos porristas del Veracruz arremeten contra diputados del PAN

miércoles, 25 de junio de 2008
* Los acusan de sólo buscar los reflectores para utilizar el tema con fines políticos Veracruz, Ver , 24 de junio (apro)- Un grupo de presuntos aficionados de los Tiburones Rojos del Veracruz agredieron verbalmente a legisladores del PAN que demandaron al gobernador Fidel herrera Beltrán transparentar la operación de compra-venta del club que descendió a la Primera División "A" del futbol profesional Los supuestos aficionados irrumpieron en el café "La Parroquia", donde 11 diputados panistas ofrecían una conferencia de prensa sobre la opaca venta del equipo al empresario Eduardo Cesserman en un precio de 30 millones de pesos Ante los legisladores, que vestían la playera de los Tiburones Rojos del Veracruz, que descendió a la Primera A, unos 20 jóvenes se dijeron "molestos" porque los panistas nunca apoyaron al equipo, y los acusaron de sólo estar buscando los reflectores para utilizar este tema con tintes políticos En la conferencia de prensa, mientras los diputados panistas exigían al gobierno de Herrera Beltrán "cuentas claras" sobre la operación de compra-venta del equipo, los supuestos porristas, que llevaban un tambor que no dejaron de tocar, les gritaban: "Payasos de la política" "¡Hipócritas! ¡Ustedes nunca apoyaron al equipo!", gritaban los porristas ante el azoro de los parroquianos presentes en el tradicional café del puerto jarocho, ubicado frente al Paseo del Malecón Ante ello, los diputados panistas acusaron a los supuestos aficionados del Veracruz de haber sido enviados desde el Palacio de Gobierno, en Jalapa, "porque no quieren que se ponga el dedo en la llaga", decía el diputado Marco Antonio Núñez Los integrantes de la bancada del PAN en el Congreso local, encabezados por su coordinador Alejandro Vázquez Cuevas, llegaron al café de "La Parroquia" alrededor de las 10 de la mañana Ahí, el presidente de la Comisión de Juventud y Deporte, Cirilo Vázquez Parissi, demandó nuevamente al gobierno del estado informar al Congreso local de los detalles de la operación realizada con el empresario Eduardo Cesserman, quien compró la franquicia del equipo en 30 millones de pesos, cantidad de la que pagaría inicialmente 10 millones y el resto en un plazo de un año A pesar de la gritería, Vázquez Parissi ?quien en la pasada sesión del Congreso local exigió la misma información--, afirmó que los panistas traen bien puesta la playera de los Tiburones Rojos, "y no sólo es un hecho para llamar la atención, sino para demandar toda la información" Acusó al gobierno estatal de no haber entregado los detalles de la transacción "Es momento en que no tenemos ni los nombres de los compradores, los activos del equipo ni el valor total del club, porque lo siguen manejando en forma discrecional" Los panistas recordaron que ya solicitaron la información al gobierno estatal, sin que haya hasta ahora una respuesta "Sólo sabemos de cifras por lo publicado en los medios de comunicación, y no vamos a permitir que malbaraten al equipo, porque no estamos jugando con centavos, sino con millones de pesos" Los presuntos aficionados gritaban consignas contra los panistas por portar la playera del equipo Uno de ellos afirmó: "Son unos payasos de la política, que se ocupan ahora del equipo para atacar al gobierno estatal, pero ellos nunca apoyaron con alguna medida para que los Tiburones Rojos se salvaran y por eso exigimos que se quiten la playera" Con pancartas en mano, los aficionados exigieron a los diputados panistas desquitar su sueldo en la creación de leyes en beneficio del estado "Ahora, con sus declaraciones no ayudan en nada al equipo, al que queremos ver de regreso a la primera división" Así, durante casi una hora, los diputados panistas y los supuestos porristas, encabezados por Mario Lara Guevara, se enfrascaron en una discusión sobre el equipo de fútbol local Sin embargo, las cosas no pasaron a mayores, y finalmente, inconformes y legisladores, terminaron por tomarse una foto

Comentarios