Reducida a escombros, el distribuidor vial Revolución, en Coahuila

martes, 1 de julio de 2008
* Una obra pensada para que durara un siglo y que sólo funcionó poco más de tres años Torreón, Coah , 30 de junio (apro)- El distribuidor vial Revolución, una obra que tuvo un costo de 200 millones de pesos y fue inaugurada en 2004, quedó reducida a escombros luego de ser dinamitada A la monumental obra se le consideró en su momento un signo emblemático de la gestión del priista Enrique Martínez y Martínez, quien gobernó Coahuila de 1999 a 2005 En el discurso inaugural, el entonces gobernador coahuilense expresó que la obra se había planeado para que durara un siglo En los hechos, el complejo vial sólo funcionó poco más de tres años y desapareció con su demolición el domingo pasado Durante ese periodo se erogaron unos 50 millones entre estudios y reparaciones con las que se pretendía rescatar el proyecto, así como 38 millones más por concepto de demolición En total, entre construcción, reparación y demolición de la obra se invirtieron unos 218 millones de pesos La fastuosa inauguración se registró el 30 de enero de 2004, pero meses después, varios accidentes automovilísticos y deformaciones en la obra orillaron a realizar diferentes gestiones para determinar si era viable una remodelación Finalmente los peritos contratados decidieron que la mole de concreto y acero era insalvable Cabe destacar que tres personas murieron durante los primeros meses de vida del distribuidor vial, debido a la falta de peralte en los cuatro pasos elevados que fueron cerrados definitivamente a la circulación el 19 de mayo de 2007 Los peritajes realizados por equipos de la Universidad Autónoma de Nuevo León y otros organismos determinaron que las fallas iniciaron desde la construcción, pues la cimentación y los pilotes que sostenían el distribuidor se colocaron de manera deficiente Fue mediante una licitación pública que el gobierno estatal otorgó el contrato a la Compañía Mexicana de Demoliciones y Voladuras SA, que desde la semana pasada dispuso la colocación de 400 kilogramos de dinamita para barrer con el distribuidor Pero la obra se resistió a desaparecer Al menos eso dijo el titular de Desarrollo Regional de la Laguna, Eduardo Olmos Castro, después que 40% de uno de los viaductos objetivo de la demolición se mantuvo en pie luego de la detonación de la dinamita Sin embargo, para la empresa, el trabajo "fue un éxito total", ya que la demolición incompleta era un escenario previsto y su destrucción continuará con maquinaria pesada Según la explicación de Olmos Castro, la demolición no se completó como esperaban debido a que fue insuficiente la cantidad de explosivos colocados, material que se restringió para no dañar inmuebles aledaños Actualmente se siguen diversos procesos administrativos y penales contra los funcionarios responsables del fallido distribuidor El procurador Jesús Torres Charles también comentó que se están desarrollando acciones para aplicar sanciones a las empresas implicadas, una de ellas que ya incluso se declaró insolvente El agente del Ministerio Público encontró responsabilidad en Manuel Gómez Parra, quien fungió como subsecretario de Urbanismo y Obras Públicas durante la gestión de Enrique Martínez y Martínez Gómez Parra tuvo bajo su supervisión esa y otras obras que también presentaron severas deficiencias estructurales que, a diferencia del Distribuidor Vial Revolución, sí se pudieron rescatar El actual gobernador Humberto Moreira Valdés dio a conocer en enero que para sustituir la obra demolida se construirá un sistema de puentes a desnivel y en el que se invertirán cerca de 500 millones

Comentarios