Tabasco: seguridad especial para exmiembros de la "Hermandad"

martes, 15 de julio de 2008
VILLAHERMOSA, Tab , 14 de julio (apro)- A fin de evitar que sean víctimas de algún atentado, el secretario de Seguridad Pública, Héctor Sánchez Gutiérrez, ofreció seguridad especial a David Sánchez Alejandro y José Fernando Santiago Rodríguez, los dos exjefes policíacos que el pasado sábado reingresaron al Centro de Readaptación Social de Tabasco (Creset) Los dos exservidores públicos, junto con el exsecretario de Seguridad Pública, Juan Cano Torres, están bajo proceso penal por el atentado en contra del general y extitular de Secretaría Seguridad Pública (SSP), Francisco Fernández Solís, y el asesinato de su escolta, José de la Luz Pérez Mayo, ocurrido en febrero de 2007 Sánchez Alejandro y Santiago Rodríguez, exdirector y exjefe del Estado Mayor de la SSP del estado, reingresaron al Creset procedentes del penal de máxima seguridad de Puente Grande Jalisco, donde estuvieron recluidos durante 349 días Junto con su exjefe, Juan Cano Torres, cabeza de la conocida "hermandad policial", ambos personajes se encuentran bajo proceso por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito y homicidio calificado en agravio del policía José de la Luz Pérez Mayo, así como instigación a cometer delito calificado en contra del general Fernández Solís También por acopio de armas y municiones de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas, luego de cateos realizados por Policías Ministeriales, de Seguridad Pública, Ejército y Policías Federales, en propiedades de los tres exjefes policíacos En febrero del año pasado, el general y secretario de Seguridad Pública, Fernando Fernández Solís, así como su escolta y chofer, Pérez Mayo, fueron víctimas de un atentado por parte de un grupo de sicarios, frente al hotel Calinda Viva de Villahermosa El militar resultó herido pero su escolta murió acribillado De la acción criminal se responsabilizó a Juan Cano Torres, quien fungió como secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Manuel Andrade Díaz, así como a los jefes policíacos y colaboradores, José Fernando Santiago Rodríguez y David Sánchez Alejandro Los tres fueron recluidos en el Creset, pero el gobierno de Andrés Granier Melo argumentó que dicho centro penitenciario no reunía los requisitos de seguridad para albergar a los miembros de la "hermandad policial", por lo que fueron trasladados al penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco El pasado mes de febrero, a un año del atentado en contra del general Solís, Santiago Rodríguez y Sánchez Alejandro ganaron un amparo federal promovido ante el Juez Tercero de Distrito y confirmado por el Tercer Tribunal Colegiado, para ser juzgados en Tabasco y no en Jalisco Alrededor de las 2:30 de la madrugada del pasado sábado, Rodríguez y Sánchez arribaron al aeropuerto Carlos Rovirosa de Villahermosa y reingresaron inmediatamente al Creset Ambos fueron segregados al área conyugal por cuestiones de seguridad ante el riesgo de algún atentado en su contra o algún motín de internos El secretario de Seguridad Pública y general en retiro, Héctor Sánchez Gutiérrez, alertó que Sánchez Alejandro y Santiago Rodríguez pertenecieron a la corporación policial y en el interior del Creset debe haber personas que fueron detenidas por ellos, razón por la que se reforzó la vigilancia para garantizar su seguridad física "Le daremos el trato que se considere conveniente, siempre y cuando no afecte sus derechos humanos", manifestó Los dos exjefes policíacos esperan que en agosto o septiembre se dé el resolutivo sobre la solicitud de Amparo en contra del auto de formal prisión, pues insisten en que los delitos que se les imputan "son de oídas", por lo que deben estar libres El exsecretario de Seguridad Pública y jefe de la "hermandad policial", Juan Cano Torres, sigue preso y bajo proceso en Puente Grande, Jalisco

Comentarios