Militares torturan a civil en Tabasco

miércoles, 23 de julio de 2008
Villahermosa, Tab , 22 de julio (apro)- Un chofer del servicio público denunció hoy que fue torturado por militares y, tres días después, arrojado, maniatado, a un barranco, al confundirlo con un narcotraficante Desde la cama de un hospital donde convalece de la golpiza recibida, David Cruz Gómez, de 33 años, chofer de una ruta de camiones turísticos, relató que, el pasado jueves por la noche, conducía su vehículo Jetta por el puente "La Minerva", en el municipio de Cárdenas, cuando le cerraron el paso dos camionetas tipo Silverado, en la que viajaban más de una docena de soldados del 57 Batallón de Infantería, ubicado en esa localidad Refirió que luego de amagarlo con sus armas y de preguntarle por un tal "Pedrito", los militares lo bajaron violentamente de su vehículo, le cubrieron los ojos con cinta canela y se lo llevaron En el camino, añadió, fue golpeado en el estómago, en las costillas y en la espalda para que "cantara" y aceptara su participación en el cártel del Golfo Para no dejar huellas de la agresión, Cruz Gómez dijo que los militares utilizaron una toalla y reveló el nombre de uno de sus agresores, el capitán Heriberto Canseco Indicó que Canseco era el que lo interrogaba sobre su presunta participación en la delincuencia organizada Posteriormente, señaló, le tomaron fotografías, le cubrieron el rostro con un pasamontañas, lo bajaron de la camioneta Silverado, caminaron unos 100 metros, le quitaron la capucha y lo entregaron a otros elementos vestidos de negro, quienes también portaban pasamontañas Explicó que los hombres de negro lo interrogaron sobre su presunta participación en la venta de drogas y la supuesta identidad de sus cómplices Como Gómez Cruz insistía en negar cualquier relación con el tráfico de drogas, lo volvieron a golpear y, ahora, agredirlo con una tabla en los glúteos hasta hacerlo sangrar Dijo que durante tres días estuvo incomunicado, lapso en el que fue sujeto a golpes y torturas Afirmó que lo cubrieron con sábanas y bolsas, lo colgaron de cabeza y lo siguieron golpeando en los glúteos con una tabla Agregó que al darse cuenta de su error, el pasado sábado por la noche los soldados lo subieron a una camioneta, al tiempo que escuchaba lo que, según él, era su sentencia de muerte: "Trae el hacha y el tambo Este buey no quiere decir nada Lo vamos a freír como le hacen ellos" A la medianoche de ese día, añadió, fue arrojado desde la camioneta a un barranco, con las manos atadas Por aviso de un desconocido, personal de la Cruz Roja acudió en auxilio de David Cruz Gómez y lo trasladó a un hospital del municipio de Cárdenas, donde convalece de los golpes El chofer anunció que presentará una denuncia contra los militares que lo secuestraron y torturaron, a pesar de tener miedo de que lo vuelvan a plagiar y, esta vez, lo maten

Comentarios